3 días en Dubai y Abu Dhabi

CONSEJOS y PREPARATIVOS para un viaje a Dubai y Abu Dhabi:

 

RUTA

DIA 1

Martes 25 de Agosto de 2015

Dubai Marina, Atlantis, Burj Khalifa, Dubai fountains.

Después de un vuelo de 8 horas procedente de Madrid por fin llegamos a Dubai a las 7:15 de la mañana. La idea era llegar lo antes posible al hotel para aprovechar el día.

La entrada al país sin ningún problema así que ya con las maletas vimos un banco en el aeropuerto donde ofrecían un cambio muy bueno así que cambiamos dinero y nos dirigimos a coger un taxi que nos llevara al hotel que estaba mas o menos a 25 km. Nos costó 85 AED (unos 20 euros).

Llegamos al hotel Citimax Hotel Al Barsha, y como era muy pronto nuestra habitación no estaba lista pero nos dejaron usar las duchas de la zona de piscina así que nos refrescamos, nos cambiamos de ropa, dejamos las maletas en la recepción del hotel y comenzamos la ruta no sin antes comer algo rápido a modo desayuno en el Mall of the Emirates.

La idea era empezar hoy en Dubai Marina, mas en concreto desde la terraza del The Observatory (bar que se sitúa en la azotea del hotel Dubai Marriott Harbour Hotel & Suites), y es que es famoso por las vistas que tiene de Dubai Marina y de la palmera Jumeirah.

Dos coctails nos costaron 60 AED pero mereció mucho la pena subir.

 


 

Dubai Marina es un puerto deportivo totalmente artificial donde se sitúan alrededor de el algunos de los edificios mas impresionantes de Dubai como el Majara Towers y las torres gemelas Al Sahab y se dice que cuando acaben las obras se convertirá en el mayor puerto deportivo del mundo (la tónica de este país es tener de todo lo mas grande, lo mas alto, lo mas lujoso… lo mas de todo pero que sea “lo mas”).

Pasear por el puerto se convirtió en una misión imposible y es que hacía un calor aterrador, de hecho casi no había gente por la calle, solo los obreros que se matan literalmente en esas obras de ingeniería, y 4 turistas locos como nosotros. De vez en cuando te encontrabas con alguna fuente que te daba literalmente la vida!!!

 

De ahí fuimos en taxi hasta la estación del monorail para llegar al hotel Atlantis The Palm. Se puede acceder en taxi pero la vista buena la alcanzas en el monorail ya que va por encima y las vistas de como vas accediendo a la palmera Jumeirah y al hotel Atlantis son geniales. Los tickets nos costaron 25 AED ida y vuelta.

La palmera Jumeirah es una obra faraónica, tiene forma de palmera datilera y junto con otras dos mas grandes (que no se han acabado) pretendían ser el complejo de islas artificiales mas grande del mundo. A estas se suma “the World”, otro conjunto de islas que simulan un mapamundi, pero que también están si acabar. La palmera Jumeirah está llena de zonas residenciales y hoteles.

La razón de ir hasta allí era comer en el restaurante Kaleidoscope del hotel Atlantis. Cómo hacer la reserva os lo cuento en el post de consejos y preparativos: http://www.3mujeresnruta.com/category/emiratos-arabes-unidos/

Disfrutamos muchísimo con el buffet, era gigante, en mi vida había visto uno así.

Se componía de muchas islas temáticas (comida hindú, italiana, japonesa etc etc). Además nos llevamos una grata sorpresa y es que tiene acceso a la piscina del hotel con lo cual dijimos… con el calor que hace a donde vamos a ir después de comer… clinc!!! Decidimos “colarnos” en el complejo y como llevábamos los bañadores en la mochila (por si acaso íbamos a la playa…) pues nos pegamos unos baños de escándalo!!!! Además es ideal porque estos hotelazos tienen de todo, incluso una zona con toallas limpitas para que usen los clientes del hotel… y nosotros!!!

Ya bien fresquitos tomamos un taxi hasta el Burj Khalifa (30 AED) ya que teníamos comprados los tickets para ascender a una hora determinada. Habíamos escogido las 5:30 de la tarde para tener las vistas de día y al anochecer. Ese día tuvimos suerte ya que estaba todo bastante despejado.

Mas info en: http://www.3mujeresnruta.com/category/emiratos-arabes-unidos/

Mi opinión es que si te gustan mucho las vistas desde los rascacielos que no lo dudes pero desde mi punto de vista es muy caro para lo que me ofrece pero esto es cuestión de gustos.

Cuando bajamos como aún quedaba un poco de tiempo antes de cenar nos dimos un paseo por los alrededores y por el Dubai Mall, el centro comercial mas grande del mundo donde a parte de 1200 tiendas tiene una pista olímpica de patinaje sobre hielo y un acuario.

 

Ya de noche buscamos algún restaurante con terracita cercana a las fuentes de Dubai ya que cada 30 minutos se ponen en funcionamiento y se crea un espectáculo de música y luz.

Estas fuentes son una réplica pero mas grande de las fuentes del hotel Bellagio en las Vegas.

El calor que pasamos en la cena en la calle fue sofocante pero mereció la pena solo por el espectáculo. Es una zona muy animada y que merece la pena una visita.

El día acababa ya y es que había sido demasiado intenso y necesitábamos ya una cama.

 

DIA 2

Miércoles 26 de Agosto de 2015

Mall of the Emirates, Deira (Zoco del oro, zoco de las especias ) y Burj al Arab.

Nos levantamos con mucha calma, nos dimos un pequeño baño en la piscinita del hotel y nos encaminamos hacia el Mall of the Emirates. Este centro comercial es el segundo mas grande de Dubai y del mundo y en su interior te puedes encontrar hasta una pista de esquiar. Todo lo inimaginable en un desierto es posible en Dubai.

Dimos una vuelta y comimos pronto un local de comida rápida (Charlies) donde usamos de nuevo nuestros tickets del libro Entertainer. Pagamos 25 AED.

Queríamos inspeccionar la zona vieja de Dubai llamada Deira. Esta zona está separada de Bur Dubai por el Dubai Creek (un entrante de agua salada) pero se puede llegar en taxi o en unas barcas típicas llamadas abras.

Desde el hotel fuimos en taxi hasta las inmediaciones de los zocos (80 AED, estaba muy lejos de nuestro hotel).

En cuanto llegamos nos dedicamos a callejear, el objetivo era el zoco del oro, pero antes de casi empezar a andar nos metimos en una tienda donde vendían prendas típicas y como no, Félix se compró el traje que todo dubaití que se precia lleva puesto, la Khandoura o dishdasha.

Nos costó 35 euros, regateamos bien, el traje tenía una calidad de hilo muy muy buena (a mi en esto no me engañan fácil), de hecho luego nos enteramos mas tarde que el precio pagado fue muy justo.

Para el la verdad que fue un alivio ya que según el iba mucho mas fresquito, y prueba es que no se lo quitó en el resto del viaje. La pega que le encontró es que no podía llevarlo sin ropa interior ya que se notaba demasiado jajaja

A los locales les hacía bastante gracia y por lo visto no resultaba algo ofensivo que un turista fuera vestido como ellos.

A mi me intentaron también vender el traje pero yo si que iba mas fresquita con mis vestiditos que tan tapada con la Ayaba. Dubai es un lugar donde puedes vestir como lo harías en España en verano ya que es una ciudad muy internacional, nada que ver con otros países musulmanes donde tienes que ir mas tapadita por respeto a sus costumbres.

El zoco del oro es una calle con varias joyerías donde básicamente se vende oro. Llama la atención los diseños exagerados de algunas joyas, cómo les encanta la opulencia.

Paseo por el zoco de las especias... muy decepcionante la verdad. Si habéis estado en otros países musulmanes como yo (Marruecos, Egipto, Turquía), os decepcionará muchísimo. Comparar los zocos de Marruecos con esto es de risa. Aún así esta zona “vieja” de Dubai merece una visita aunque sea para cruzar el Creek en abra!!!

Hay muchos tipos de embarcaciones pero las más económicas son las que usan ellos a modo autobús. Nos costó 2 AED.

Esa zona de embarques es muy chula porque ahí atracan muchos barcos que transportan mercancías, en ocasiones baratijas de otros países para ser vendidas luego en el zoco.

Tomamos un taxi desde el otro lado del Creek hacia Jumeirah beach para ver el Burj al Arab.

Este hotel ostenta el record (como no tenía que tener alguno), de ser el único hotel del mundo con 7 estrellas así que imaginaros lo que puede costar dormir allí. Si no tienes reserva no puedes acceder, aunque sea para tomar una cocacola de 50 euros (es coña, pero 350 AED por desayunar si es cierto).

Aún así llegar hasta esta zona está genial por las vistas aunque como llevo contando todo el relato… no hay quien pare ni 10 minutos bajo el sol!!! Así que divisamos un estupendo hotel con unas piscinas de infarto, así que nos dirigimos a ver si colaba hoy también.

El hotel era el Jumeirah beach hotel, un hotel impresionante, con un complejo espectacular de piscinas y con playa privada con vistas exclusivas al Burj al Arab.

Entramos como si fuera algo común en nosotros y sin dudarlo cruzamos el hall del hotel hasta las piscinas. Nadie nos dijo nada, así que fuimos en busca de unas tumbonas y unas toallas y ahí estuvimos como una horita disfrutando de lo lindo del complejo acuático. Incluso iban repartiendo unos riquísimos heladitos de limón para todos los clientes.

La playa estaba totalmente vacía y fue genial disfrutar de ese entorno. La verdad es que nos vino genial ese chapuzón ya que lo estábamos pasando muy mal con el calor y fue súper regenerador.

Volvimos al hotel, nos cambiamos y fuimos a cenar a un restaurante donde también podíamos usar los vales, el Fridays, una hamburguesería de estilo americano.

 

DIA 3

Jueves 27 de Agosto de 2015

Abu Dhabi

Hoy era un gran día ya que íbamos a ir a Abu Dhabi y con ello la joya de la corona de este viaje de 3 días por Dubai y Abu Dhabi: la mezquita Sheikh Zayed.

Para llegar a Abu Dhabi lo mas económico es ir en autobús de línea desde la estación Al-Ghubaiba. Salen cada 40 minutos y nos costó 20 AED, unos 5 euros por persona.

El trayecto dura dos horas y a medio camino hace una paradita para descansar. Durante esas dos horas si quieres puedes pegarte una buena siesta porque no hay nada que ver, es todo desierto y mas desierto pero cuando empiezas a llegar a Abu Dhabi es cuando poco a poco van apareciendo las cúpulas de la Gran Mezquita y es cuando te empiezas a poner nervioso porque es taaaan bonita!!!!!!

Yo iba un poco nerviosa porque había leído que no aceptaban visitas pasadas las 12 del mediodía o algo así y el bus llevaba mucho retraso así que nada mas llegar a la estación, cogimos un taxi y fuimos contrareloj…. total para que… si era mentira!!! De hecho su horario es de 9:00h a 22:00h excepto los viernes que abre a las 16:30h.

Que alegría me llevé cuando me dí cuenta que me habían mentido y que podía disfrutar todo lo que quisiese!!!!

Para acceder tienes que llevar un documento de identidad ya que si no lo llevas no entras, así de simple, a no ser que seas mujer que es mi caso y te valga con el documento de tu marido (que como claro, soy de su propiedad pues da igual que yo no vaya identificada, con que vaya el es suficiente). ¿Porqué te lo piden? Porque si no no te dan la ayaba para que vayas bien tapada y es que hay que acceder con pantalón o falda larga y los brazos enteramente tapados. El documento es la garantía de que no te vas a llevar la ayaba de souvenir.

Félix iba estupendo porque llevaba su atuendo dubaití jeje.

Pasado este trance sólo has de disfrutar de esta maravilla que no hace otra cosa que ponerte los pelos de punta y es que es la construcción realizada con mármol mas grande del mundo.

Tienes que tener en cuenta alguna cosilla y es que aquí mas que en ningún lado no puedes hacer fotos a lugareños, los de seguridad están a todas y como te pillen te mandarán borrar la foto. Igual de importante son los signos de afecto a tu pareja, nada de abrazos, daros la mano y muchísimo menos besos!!! Eso está prohibidisimo y mas aquí.

No os voy a contar la historia de la mezquita, el número de cúpulas, lámparas, columnas que tiene porque eso lo podréis encontrar muy bien explicado en internet, pero os puedo contar el impacto visual que tiene esta mole de mármol blanco, un blanco radiante, espectacular, que te deja ensimismada…

Sólo por venir a este lugar merece la pena este viaje.

Con bastante hambre y con mucha mucha pena por irme de la Gran Mezquita, decidimos tomar un taxi hasta el Abu Dhabi Marina Mall para comer algo. Este centro comercial está situado al lado de un paseo marítimo pero no tiene nada de especial.

La siguiente parada sería el Emirates Palace, el hotel mas caro del mundo y al que como no, decidimos intentar colarnos para verlo un poco por dentro.

No tuvimos ningún tipo de problema para entrar y aprovechamos para “hacer un pis” en sus fabulosos baños.

Su interior es todo lujo y  si te quedas sin cash no te preocupes, que hay un expendedor de lingotes de oro por si de repente necesitas pagar algo.

Para mi lo mejor del lugar es el edificio en si y las vistas del skyline de Abu Dhabi.

Decidimos volver a la estación de autobús para volver a Dubai.

El día no tenía mas, llegar al hotel, hacer las maletas para el vuelo que nos llevaría a Sri Lanka y descansar un poco para la siguiente parte de la aventura.

 

Mi último consejo es que aprovechéis una escala para ver este gigante parque de atracciones ya que Dubai para mi es eso, un lugar donde hasta lo mas inverosímil es posible a base de lingote de oro (o mas bien de petróleo), es una ciudad sin “alma” donde la vida transcurre en sus mega centros comerciales. A pesar de este comentario aparentemente negativo considero que esto hay que verlo y que aunque solo sea por ver la Mezquita Sheikh Zayed merece la pena ahogarse de calor en pleno agosto con un ayaba negro de pies a cabeza. Merece la pena porque hay que ver y sentir todo lo que sea diferente a nosotros, porque resultará tan valioso que nunca te arrepentirás de haber venido.

 

 

 

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR