Londres turístico

Londres turístico

 

Idioma: Inglés

Moneda: Libra esterlina

Londres es la capital de Inglaterra y Reino Unido. Atravesada por el río Támesis, se encuentra dividida en barrios. Hay un área central de Londres conocida como “City of London” que alberga el distrito financiero más grande de Europa

La West End es la principal zona comercial y turística de Londres porque en ella encontramos Picadilly Circus , Oxford Street, Covent Garden, el Soho, Westminster, el Big Ben, el palacio Buckingham, Nothing Hill, Knightsbridge…

Y qué mejor destino para estrenar nuevo año que esta maravilla de ciudad. Ha sido mi tercera vez en Londres pero puedo asegurar que no será la última. Esta vez he ido con mi chico, que es el que me acompaña últimamente en la mayoría de viajes que hago jajajaja. Tampoco era la primera vez para él pero sí que era nuestra primera vez juntos así que hicimos de turistas consagrados y fuimos visitando los lugares más famosos de Londres.

Preparativos

Lo primero ha sido el hotel, quería un hotel céntrico porque aunque el transporte es maravilloso en Londres no queríamos desperdiciar mucho tiempo en el metro así que escogí uno hotelito pequeño en Baker Street, muy acogedor, muy bien situado (Park Avenue Baker Street Hotel) y asequible para los cinco días que íbamos a estar, por ponerle una peguita es que no tenía ascensor (que para ser un hotel de 4* es algo inusual) pero bueno como hacía muchísimo frío llegábamos calentitos a la habitación jajaja.

Lo siguiente fueron los vuelos que como siempre digo, cogiéndolos con algo de tiempo se pueden encontrar ofertas muy buenas. A mí me salió el vuelo ida y vuelta (Madrid – Gatwick) por 55 euros con Norwegian, he oído de gente que los saca más baratos, todo es cuestión de meterse cada día a ver las ofertas. Yo lo cogí de la página de Edreams que siempre me ha ido estupendamente. No es el aeropuerto más cercano a Londres centro pero bueno no está mal situado (el mejor situado pero era más carete es Heathrow).

También reconozco ser una fanática de Harry Potter jajaja por lo tanto no podía faltar la excursión a los estudios, así que esa fue la tercera cosa que contraté, que no fue barato, pero como os contaré más adelante es una pasada, muy muy recomendable. Y mi chico cogió también entradas para un musical a modo de sorpresita.

Y como íbamos a estar cinco días, decidimos también contratar un tour guiado en español con los edificios más emblemáticos de Londres durante un día entero que también os lo contaré más adelante.

Día 1  (11/01/17).  Aeropuerto – Oxford Street –  Picadilly Circus –  Soho

Aiiiiiii llegaba el día jajaja siempre me pongo muy nerviosa cuando vamos a empezar un viaje. Nos levantamos prontito porque cogíamos el vuelo a las 8:00 de la mañana. Llegamos al aeropuerto con tiempo de sobra, nuestro vuelo salía de la T2. Cogimos el vuelo, todo perfecto y llegamos a London Gatwick a las 10:25. Me gusta coger los vuelos prontito para poder aprovechar todo el día y los vuelos de vuelta lo más tarde y con horas más razonables posibles para lo mismo.

Al llegar al aeropuerto lo primero que hicimos fue buscar una taquilla para comprar un billete (si lo compras ida y vuelta en el momento te sale más barato que si compras un día la ida y otro día la vuelta. Además la vuelta es abierta, es decir, desde que lo compras tienes dos meses para utilizarla) que se llama Gatwick express que te lleva hasta el centro de Londres. A mi parecer lo más caro de Londres es el transporte (hay cosas mucho más caras jajaja pero así que tengas que usar a diario a mi me parece que el transporte, aunque está bien organizado, es carillo). Encontramos la taquilla y nos costó alrededor de 30 libras cada uno ida y vuelta. Me acuerdo de una chica que nos encontramos en el tren que se había montado sin sacar billete, y obviamente nos reconoció como paisanos y nos preguntó si era gratis. Yo me reía por dentro, ¿cómo no vas a tener que sacar billete? Jajajaja que no haya casi controles para pasar no significa que sea by the face jajaja. El trayecto no fue muy largo, 30 minutillos y nos dejó en Victoria Station. Desde allí fuimos al metro a sacarnos la Oyster Card. Aquí se nos plantean dos opciones: Oyster Card o TravelCard. En mi opinión creo que si vas a estar poco tiempo (4 ó 5 días) compensa más la Oyster porque es una tarjeta prepago que tu recargas según vayas necesitando pero tiene un tope diario a partir del cual ya el resto de viajes del día te salen gratis. Te piden dejar una fianza de 5 libras que luego te devuelven si devuelves la tarjeta al final de tu viaje. El tope de la Oyster en un día son 6,50 libras, la TravelCard de un día te sale por unas 12 libras. Con lo cual para pocos días la Oyster está mejor y para 6 días o más compensa más la TravelCard, ahora os explico por qué. La TravelCard la puedes coger de un día (que te sale a unas 12 libras), de 7 días (que te sale a unas 32 libras, con lo cual si vas a estar más de seis días te sale mucho más barato coger la TravelCard, el precio lógicamente varía según las zonas, los precios que estoy poniendo son de las zonas 1 y 2 que son las más turísticas) de un mes y anuales.

Pues con nuestra Oyster en mano nos encaminamos al hotel para dejar las maletas y poder empezar a patear la ciudad. Nos bajamos en Baker Street y encontramos nuestro hotel (nosotros siempre nos descargamos un mapa de la ciudad en el móvil con la aplicación maps.me y la verdad que nos salva de muchas jajaja). La habitación no la podíamos usar hasta las 14:00 pero nos guardaron las maletas muy amablemente para que pudiéramos aprovechar el día. La siguiente misión era conseguir libras, habíamos leído en un foro que la mejor zona para hacerlo era Oxford Street así que nos encaminamos para encontrar el cambio más justo posible. Es una calle totalmente comercial, con tiendas de todas las marcas (de lujo y de menos lujo), puedes encontrar casi de todo. La verdad es que le dabas una patada a una piedra y te salía un local de cambio de moneda, hay muchos. Nos metimos en varios, regateamos un poco y al final conseguimos cambiar 200 euros por 170 libras (yo creo que si hubiéramos apretado un poco más nos habrían dado 180 libras pero nunca lo sabremos jajaja). Queríamos cambiar, aparte de porque hay sitios en los que no te aceptan la tarjeta de crédito, porque nos daba miedo que nos cobrasen comisión (pero para nada, pagamos muchas cosas con una tarjeta del BBVA y cero comisiones).

Con las libras en el bolsillito nos fuimos a gastarlas a Piccadilly Circus, cómo no. Fuimos a varias tiendas, que teníamos marcadas como obligatorias, entre ellas Lilly Whites, unos grandes almacenes de ropa deportiva, los más grandes que yo he visto, seis plantas abarrotadas de ropa para realizar todos los deportes habidos y por haber jajaja mi chico se compró la camiseta del Real Madrid por 30 libras y luego cuando llegó a España le puso todos los parches para dejarla bien maqueada, le salió a 1/3 de su precio en la tienda oficial del Real Madrid, así que compensa. Otro de los grandes almacenes que no os podéis perder Fortnum & Mason, te dan ganas de comprarlo todo, lo tienen tan colocadito y bien puesto… luego ves los precios y se te quitan las ganas de comprar nada jajaja pero es toda una experiencia entrar y ver cómo te preparan el té. Y después de la mañanita de compras nos fuimos a llenar el buche a Nando’s, un restaurante de origen portugués especialistas en pollo. Muy muy recomendable, barato para lo que es Londres y rico.

Después de comer fuimos al hotel a dejar las compras y a darnos una duchita porque por la noche teníamos… chan chan chaaaaaan: ¡¡¡¡ Musical de Aladín!!! Me hizo mucha ilusión cuando me dio la sorpresita jajaja. Así que nos pusimos elegantes y nos fuimos al Prince Edward Theatre. La verdad es que fue una pasada, eso sí estábamos casi en la última fila, hablaban muy deprisa y nosotros tenemos el inglés un poco oxidado así que nos enterábamos de lo que podíamos. Lo bueno es que la película nos la conocíamos y las canciones también así que muy guay. De algún truquito nos dimos cuenta por estar tan arriba pero vamos que fue muy sorprendente igualmente. Salimos alrededor de las 22.30 y como estábamos prácticamente en el Soho nos fuimos a cenar a un restaurante que se llama “Four seasons” que se anuncian como especialistas en pato laqueado y la verdad es que estaba buenísimo, la fama es merecida.

Y con esto y un bizcocho hasta mañana a las 8:00 h

Día 2 (12/01/17). Nothing Hill – Science Museum – Kensington Gardens – Candem – Harrods

Bueno pues empezamos el segundo día con muchas ganas jajaja. Desayunamos en un “Pret á manger” (hay mil en Londres, esos y “Costa” para desayunar son baratos y fáciles de encontrar) y cogimos el metro en dirección a Nothing Hill Gate. Cuando subes del metro parece que has entrado en la época Victoriana, edificios blancos, imponentes, elegantes. Aunque todos conoceréis también sus famosas casas de colores. Otra de las cosas curiosas de este barrio es el mercado de Portobello (Portobello Road Market)  que es un reclamo turístico por su peculiaridad, el sábado es el mejor día para disfrutarlo. Es un barrio muy tranquilo que se hizo famoso por la película con el mismo nombre que protagonizan Julia Roberts y Hugh Grant en la década de los 90 (si buscáis la famosa puerta azul está en el número 280 de Westbourne Park Road). Dimos una vueltecita y nos volvimos para nuestra siguiente parada: Kensignton Gardens.

Antes de los jardines estuvimos en el Museo de Ciencias, que es 100% recomendable. Las exposiciones que tenían eran sobre todo de

medicina (hacían un recorrido desde la medicina medieval hasta la contemporánea), del espacio y los primeros cohetes espaciales (tenían réplicas de módulos lunes de las misiones Apolo) y tenían un simulador de vuelo (uno de un Eurofighter 2000 y otro de aviones de la segunda guerra mundial que daban giros de 360º, en el que tuve la genial idea de subirme con mi chico y como me tuvo más tiempo boca abajo que boca arriba acabé ni os cuento cómo).

De ahí pasamos a Kensigton Gardens, la verdad es que son como un respiro dentro de la ciudad donde relajarse. Algunos lo conocéreis como Hyde Park, dependiendo de la zona del parque donde os encontréis se llama de una manera o de otra pero en definitiva viene a ser lo mismo. La continuidad de Kensignton Garden, Hyde Park, Green Park y St. James’s Park conforman el pulmón verde de Londres. Dentro del parque puedes encontrar la estatua de Peter Pan, el palacio de Kensigton, el Memorial de la Princesa Diana de Gales y la famosa Orangery. Es una delicia entrar y tomar el té aunque es caro, la cubertería y la vajilla nos dijeron que pertenecía a la casa real. Muy sibarita, elegante, te hacen sentirte Lady por un día jajaja suele servirse entre las 12:00 y las 18:00h y consiste en una tetera de porcelana con el té que tu elijas y un surtido de sándwiches, bollitos y tartas con mermeladas caseras.

Y de la sofisticación de la Orangery nos fuimos al barrio más pintoresco y alternativo de Londres: Candem. Es famoso por albergar uno de los mercadillos callejeros más extravagantes del mundo yo diría jajaja.

Hay que ir a Candem Market aunque no compres nada, como fue nuestro caso, es un espectáculo ver todo lo que venden, es todo de un estilo entre rockero, punk, vestidos ingleses pero como de otra época, no sé era como un poco caótico todo pero a la vez fascinante. Siguiendo Inverness Street y sus famosas fachadas de colores adornadas con objetos gigantes (zapatillas, calaveras, ángeles oscuros, dragones, botas con cadenas…) que te dan una idea de lo que se vende dentro, llegamos a Candem Lock y Market Stables. Esto es una maravilla, hay mil puestos de comida de todo el mundo, ropa de cuero, ropa militar, muebles antiguos, muebles antiguos, etc. Está ambientado en un establo gigante muy bien decorado y muy acogedor… aquí puedes encontrarlo todo, todo lo que te puedas imaginar está en Candem Lock.

Y como a las 18:00 no teníamos nada mejor que hacer nos fuimos a dar una vueltecita por Harrods. Harrods es otro mundo, literalmente. Son los grandes almacenes de lujo más famosos de Londres. Se encuentran en Brompton Road. Como decoración destacar la sala y los ascensores con motivos egipcios y no podéis iros sin visitar el Food Halls y la juguetería, ahora eso sí si quéreis comprar algo preparad la visa oro o la platino porque esto es lujo en estado puro.

 

 

 

Día 3 (13/01/17). Estudios Harry Potter – Covent Garden

Bueno, bueno, bueno… ¡¡¡¡por fin llegaba el día!!!! Tenía muchísimas ganas de ir a los estudios de Harry Potter, reconozco que soy muy fan. No fue el día que más madrugamos porque lo cogimos para entrar a las 12:00h a los estudios aunque el autobús que nos llevaba nos recogía a las 10:00 cerca de Victoria Station (en el número 4 de Fountain Square). Lo reservamos desde Madrid con antelación porque cogerlo el mismo día es imposible. Desayunamos tranquilamente en el hotel y como teníamos algo de tiempo y nos pillaba de camino nos acercamos a ver el Big Ben y Westminster Abbey, aunque al día siguiente lo veríamos con el tour pero queríamos hacernos fotillos tranquilamente.

El autobús tenía dos plantas y cuando llegamos ya había cola para entrar y subir a la planta de arriba, y eso que llegamos media hora antes. Yo estaba súper entusiasmada jajaja. El trayecto duraba en torno a una hora y cuarto más o menos y el camino ponían la película de Harry Potter y la piedra filosofal en las pantallas del autobús. ¡¡¡Y por fin llegamos!!! Cogimos un audio guía en español que estaba muy bien porque te explicaba detalles del rodaje, curiosidades de los personajes y de los actores, anécdotas, como el making off y la verdad que merece la pena cogerla.

Nos pusieron un vídeo al principio con un resumen de todas las películas y entramos en el Gran Comedor, joder yo flipaba jajaja era exactamente como en las películas, bueno de hecho es que todas las películas se rodaron en esos estudios. Todos los cuadros que adornaban el castillo se habían pintado especialmente para la puesta en escena y eran retratos de los cámaras, de todo el elenco de trabajadores que estaban detrás de las pantallas. El despacho de Dumbledore era increíble, con todos los artilugios creados para la saga, decían que era el cuarto al que más cariño tenían por lo que había costado decorarlo.

Nos enseñaron cómo funcionaban grosso modo todos los efectos especiales y visuales de la película, todas las criaturas mágicas recreadas, los exteriores del castillo, los trajes, incluso nos pudimos beber una cerveza de mantequilla.

La audioguía nos explicaba que era muy complicado trabajar con niños porque no pueden estar todo el día grabando porque tienen que ir al colegio. Así que montaron una escuela para que pudieran grabar e irse a estudiar sin desplazarse.

Lo último que te enseñan es una maqueta enorme que se iba construyendo a medida que avanzaban las películas para poder crear más escenarios y la verdad que es una locura.

Nos dejaron subir al expreso de Hogwarts y hacernos una foto con el carrito “atravesando la pared”, paseamos por el callejón Diagon y nos compramos una varita con control remoto jajajajaja podemos encender y apagar la tele, cambiar de canal, subir y bajar el volumen, abrir la tapa de los DVDs cada acción tiene un movimiento asociado, mola mucho. Nos compramos también las famosas grageas Bertie Botts de todos los sabores (y hay algunas que saben realmente mal, menos mal que te dan unas instrucciones con los colores y los sabores de cada una). Juro que no me llevo comisión de los estudios por patrocinarlos pero de verdad que son una pasada.

Llegamos a Victoria a las 18:00 más o menos y nos fuimos a Covent Garden. Otro sitio al recomiendo mucho ir, el mercado es una de las visitas imprescindibles. Artistas con música en directo, puestos de artículos hechos a mano. La verdad es que a la hora que fuimos hay un ambiente de lo más bohemio para poder tomarte un café relajado. Por el día creo que es más agobiante porque tiene muchos puestos para comprar recuerdos y tiendas.

Y por último cenita en “Five Guys” y me quedo con su definición de hamburguesa escrita en la pared: “Heaven in a brown paper bag” y desde luego, tienen unas hamburguesas que están deliciosas. Además de tener kilos y kilos de cacahuetes gratis para que la espera se haga amena.

Día 4 (14/01/17). Royal Albert Hall – Westminster Abbey – Big Ben and Houses of Parliament – London Eye –   Buckigham Palace – Sant Paul’s Cathedral – Ciudad Financiera – Tower of London – London Bridge – Crucero por el Támesis

Bueno pues hoy nos toca visita de Londres con guía de habla hispana. Nos recogió un autobús en el Melia White House Hotel a las 9:15 de la mañana. Nos tocó una guía muy maja, argentina que llevaba viviendo en Londres 30 años. Nuestra primera parada fue en el Royal Albert Hall que viene a ser una sala de conciertos y exposiciones muy famosa en todo el mundo. Vimos también el Albert Memorial que es un monumento erigido en memoria del príncipe Alberto por su esposa la reina Victoria.

Volvimos al autobús y nos bajamos en la abadía de Westminster Abbey que desde la coronación de Guillermo el Conquistador en 1066 ha sido la iglesia de la Coronación de todos los monarcas británicos.

La London Eye que es una noria gigante también muy famosa estaba en mantenimiento por lo que la pudimos ver desde el otro lado del Támesis pero no nos subimos (una pena porque las vistas son maravillosas). Y por supuesto el edificio conocido como Houses of Parliament de estilo gótico victoriano que alberga las dos Cámaras que componen el Parlamento Británico junto con la gran campana del reloj que es símbolo de la ciudad de Londres, el famoso Big Ben. Nos hicimos la foto de rigor con las famosas cabinas telefónicas rojas y con los dos monumentos y proseguimos nuestro camino.

Y nuestra siguiente parada era ver el cambio de guardia en el Palacio Buckingham. Cuando ondea la bandera británica (Union Jack) significa que la reina no se encuentra en el palacio (cuando lo hace a media asta significa que ha fallecido algún miembro de la familia real) y cuando Royal Standar la que ondea se puede afirmar que la reina se encuentra dentro del palacio. Personalmente opino que ver el cambio de guardia está muy bien, pero aparte de que hay muchísima gente y es muy complicado que se vea, de lo que realmente hay que disfrutar es de todo lo demás. Es decir de ver desfilar a la guardia tanto a pie como a caballo (con sus típicos trajes rojos y gorros de pelo) y de la banda (cuando estuvimos tocaron la banda sonora de Piratas del Caribe y la de Star Wars). Por lo general el cambio de guardia se celebra los días pares o impares durante los meses de invierno (en enero han sido los días pares) y desde mayo a julio se realiza cada día, pero puede haber cambios. Comienza a las 11.30 y dura aproximadamente 30-45 min, lo malo es que si llueve o hace mal tiempo se puede cancelar en el último momento.

Una breve parada en San Paul’s Cathedral para comer un sándwich rápido y engañar al estómago, ver la catedral por fuera y poder seguir nuestro camino porque fue un día intenso.

Antes de llegar a la Torre de Londres, hicimos una breve parada para visitar la ciudad financiera. La verdad es que es otro Londres que normalmente no se suele visitar en los tours guiados me pareció muy interesante ya que se disputa la condición de número uno capital global de las finanzas con Wall Street. En ella trabajan más de 330.000 hombres y mujeres que general un volumen de negocios descomunal. La mayoría de edificios son rascacielos a los que ponen nombres muy curiosos (el rayador de queso, la cafetera, el pepino, el walkie talkie…). Se tramitan adquisiciones y fusiones por valor de más de un billón de euros (cuando nos contaban esto yo alucinaba claro).

Y lo siguiente y muy esperado fueron en London Bridge y la Torre de Londres. La Torre de Londres era el edificio al que el rey Enrique VIII enviaba a los que le molestaban para cortarles la cabeza (de hecho tenían una simulación del cojín en el que les cortaban la cabeza). Entre ellos creo recordar que quiso mandar a su esposa Catalina de Aragón porque no le concedían la nulidad matrimonial para casarse con Ana Bolena y como la Iglesia no se lo permitió se separó de la Iglesia católica y a partir de ahí se formó la iglesia anglicana. Está custodiado por los Beefeaters y por los cuervos (que según la tradición británica la Torre de Londres debe albergar al menos 6 cuervos para que no cayera la monarquía así que tienen ocho para que siempre haya al menos seis, son supersticiosos). Y también entramos a ver las joyas de la corona, con sus piedras preciosas incrustadas. Todo un despliegue de poder, riqueza y prestigio.

Y para finalizar nuestro día, crucero por el Támesis, que como os podréis imaginar en pleno invierno casi nos congelamos fuera para sacar una foto decente con todos los monumentos iluminados, pero lo conseguimos jajajajaja.

Y para cenar un rico bocadillo de “Subway” en el que tu elijes el tipo de pan que quieres y todos los ingredientes. Te lo calientan y a disfrutar, está buenísimo.

 

 

 

 

 

 

Día 5 (15/01/17).  Trafalgar Square – Downing Street – Aeropuerto

Ohhhh nuestro último día en Londres, qué penita. Se nos había hecho corto, pero dicen que lo bueno si breve dos veces bueno. Nuestro último día lo dedicamos a ver “lo que nos faltaba” (faltan muchas cosas más pero eso lo dejamos para el siguiente viaje).

Nos quedaba por ver Trafalgar Square que es una plaza conmemorativa a la Batalla de Trafalgar en la que los británicos vencieron a las armadas francesa y española en el Cabo de Trafalgar con la columna de Nelson en el centro de la plaza rodeada por cuatro leones, de los que se dice que el metal con el que los fabricaron provenía de un cañón de la flota francesa.

Vimos también el cambio de la guardia montada que se celebra en Horse Guards Parade en el barrio de Whitehall a escasos metros de la residencia oficial del primer ministro británico (Downing Street).

Y por último nos fuimos caminando dando un paseo por la orilla del Támesis hasta llegar a una tienda, que para mí es de visita obligada siempre que voy, que se llama Twinings (216, Strand, London). Tienes todas las variedades de té que quieras, de todos los sabores, tamaños y formatos.

Y con una tacita de té calentito de Twinings me despido y acabo este post. Espero que os haya gustado mucho y que os sirva para vuestro futuro viaje a Londres.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR