BUCAREST

 DIA 1

Miércoles 12 de abril de 2017

Burgos- Madrid- Bucarest

Empezamos con el ya mítico desplazamiento a Barajas en este caso en Alsa dirección T1 y una vez allí el embarque con nuestra fiel amiga Ryanair (que haría yo sin tus vuelos low cost).

El vuelo duraba 4 horas así que nos pusimos cómodas en nuestra fila 33, pedimos prosecco, unas olivitas, nos hacemos unos bocatas… y a las 23:55h llegamos al aeropuerto de Otopeni.

Allí teníamos el traslado al hotel gratis así que llamamos por teléfono a la recepción para decirles que nos vinieran a buscar, estábamos rotos pero mientras cambiamos 20€ en una de las oficinas de cambio de divisas que hay en la terminal. El cambio es muy malo (4,10 RON) pero al menos tendríamos algunos leu para cualquier emergencia.

Debido a un problema de entendimiento con el conductor y su fluido inglés tuvimos que esperar mas de los normal ya que el nos estaba esperando en un lugar y nosotras en otro y es ahí donde empezamos a descubrir ese carácter rudo y seco de los rumanos: “he dicho dentro, no fuera”.

La anécdota no acababa ahí ya que vino a buscar a 5 personas en un sólo coche con lo que nos tocó ir a 4 atrás. Para nosotras no era un problema pero pensábamos que estaría prohibido y que sólo lo hacía porque era de noche y el hotel estaba muy cerca… haaaaay que ilusas somos!!!!

De camino al hotel tenía en la radio unos clásicos de reggaeton de hace 10 años y como vio que nos las sabíamos lo puso a todo volumen y ahí estábamos a la 1:00 de la mañana cantando Obsesión a grito pelado!!!

Empezaba bien el viaje.

Llegamos al hotel, muy básico y cutre pero muy limpio. Por 10€ por persona no se podía pedir mucho mas, además con un traslado gratis al aeropuerto.

Tocaba dormir que al día siguiente volvíamos al aeropuerto a recoger el coche de alquiler para empezar la ruta por Transilvania.

Seguimos nuestra ruta por Transilvania:

 

 

DIA 3

Viernes 14 de abril de 2017

A las 15:30h un poco pasadas llegábamos al aeropuerto y entregábamos el coche de alquiler sin ningún incidente.

En la zona de llegadas bajando una planta llegas a la zona donde se cogen los autobuses hacia Bucarest. Puedes comprar los tickets tanto en las máquinas como en las taquillas y cuestan 3,70 RON por persona ida y vuelta (no hay otra opción). Es como una tarjeta monedero que vale para todos. Muy importante validar cuando subas al autobús.

Nos bajamos en Piata Romana y gracias al google maps llegamos a la primera al Globe hostel que es donde nos hospedaríamos las últimas 2 noches.

La entrada al hostel es un poco cochambrosa pero no os asustéis, el hostel no está mal (hablo largo y tendido en la parte de preparativos, link: Transilvania).

Pagamos en efectivo porque no admiten tarjetas, dejamos las cosas, siestecilla de 1hora y a retomar la ruta.

En la habitación compartida conocimos a una chica americana muy simpática, Courtney, que está viviendo en Madrid dando clases de inglés así que la invitamos a venir con nosotros y no lo dudó un segundo.

Queríamos ir a Berariah, una nave industrial convertida en cervecería gigante donde se hacen conciertos. Para llegar allí lo ideal es coger el metro hasta la entrada al parque Herastrau.

(Entrada al metro 5 RON 2 viajes, 20RON 10 viajes).

En el metro nos pasó una anecdota bastante curiosa y es que teníamos hambre y queríamos merendar algo con lo que nos paramos en un quiosco de comida del metro y yo la pedí a la señora un par de porciones de pizza a lo que la señora me dijo: NO, no te la recomiendo!!! y así con las mismas nos marchamos descojonándonos de la risa, la mujer fue borde pero muy honrada!!!

Desde allí fuimos paseando, es un parque muy bonito donde hay mucha vida.

Berariah se ve bien, está en un extremo del lago al lado del club Nautico y del Hard Rock Café y aunque nosotros fuimos un viernes y no era un día de mucha afluencia había bastante gente ( es una nave inmensa).

Había un concierto de una orquesta que tocaba canciones de películas y algunos temas modernillos.

Estuvimos allí los 6 cenando, tomamos 3 rondas de cervezas (pintas) y unas copazas, todo ello por 411 RON en total 15 € por persona).

A la vuelta había mirado para coger un autobús pero era la 1 de la mañana y estábamos ya un poco tocados así que no encontramos ningún resto de la parada de bus ni nada parecido así que empezamos a andar. De esto que veo de lejos un taxi, me paro, levanto la mano y grito… taaaaxiiiiii (esto es algo que me encanta hacer en este tipo de situaciones). Le preguntamos cuanto nos costaría hasta la Piata Romana pero claro, éramos 6 y no cabíamos, necesitaríamos otro taxi y no parecía que pasasen muchos coches por allí así que se me ocurrió preguntar cuánto nos cobraría por llevarnos a los 6. El hombre no se lo pensó mucho, me dijo que 50 RON y le dije inmediatamente que si con lo que la liada estaba preparada… David de copiloto y nosotras 5 detrás (como me recordó ese momento  a cuando íbamos así a las verbenas de los pueblos hace años…).

Pues nada, que decir del viaje de vuelta, que fue unas risas. Courtney se moría de la risa…

 

DIA 4

Sábado 15 de abril de 2017

Nos levantamos con mucha calma y Sandra nos hizo el desayuno (lo que hacen unas buenas manos con tan poca materia prima…) y a las 11 y algo salimos con la intención de ver lo mas representativo de Bucarest.

Nuestra ruta nos llevaría a Piata Unirii, la zona vieja (barrio de Lipscani) donde callejeamos un montón, vimos muchas iglesias Ortodoxas (imprescindible la Biserica Stavropoleos), calea Victorei, Ateneo Romano etc.

 

Algunas de las iglesias (o Bisericas en rumano) que nosotros visitamos fueron:

El monasterio Stavropoleos es sin duda el mas bonito de la ciudad, no se puede acceder al interior pero solo su fachada es impresionante de ver:

La iglesia de San Antonio:

Iglesia de San Nicolás:

Monasterio Antim:

 

Monasterio de Mihai Vodă

 

Iglesia Kretzulescu:

 

Habíamos reservado para comer en el restaurante Caru cu Bere (imprescindible hacerlo con antelación). Es un restaurante de comida rumana muy famoso en Bucarest. Un lugar elegante con música en directo. El edificio en el que se ubica es precioso y estaba todo espectacular. Comimos muy bien, mucho y por 318 RON como siempre pidiendo de todo, cervezas y postre. Unos 15€ por persona teniendo en cuenta el lugar que es me parece poco.

Dimos otro paseo para bajar la comida y tomar un café en una terracita de la zona vieja la cual nos estaba gustando bastante, es una zona muy auténtica.

Después de comer fuimos a ver el Parlamento Rumano. Este edificio comunista es el edificio administrativo mas grande del mundo y no pasa desapercibido, es inmenso!!!

Justo en la plaza del parlamento habían puesto un mercado de Pascua muy chulo.

Nuestro paseo por Bucarest nos llevó a ver una autentica joya de la ciudad, el Ateneo Rumano actualmente sede de la filarmonica rumana. Un edificio que me enamoró por completo y que es totalmente imprescindible en tu visita a Bucarest.

De camino a nuestro hostel seguimos por el Bulevard Nicolai Balcescu el cual tenía un festival de food trucks muy animado. Aprovechamos a comprar en una tienda de alimentación algunas cosas para el desayuno de mañana. El chico de la tienda era muy simpático y a nuestra pregunta de si se podía beber cerveza por la calle nos contestó que en Rumanía todo era posible 🙂

 

Volvimos a la zona vieja y cenamos en una cadena de kebab que nos habían recomendado: Dristor. Los kebab no estában mal pero nos esperábamos muchísimo mas (159 RON los 5).

Antes de volver al hostel dimos otro paseo por la zona vieja donde pudimos ver el fiestón que hay allí por las noches los fines de semana!!!! Que pena que estábamos agotadas. Mi consejo es que dejéis fuerzas para salir de fiesta por allí porque vaya pinta mas buena.

30 minutos nos costó llegar al hostel, estábamos rotas y necesitábamos descansar.

 

DIA 5

Domingo 16 de abril de 2017

Nos levantamos a desayunar… así si!!! Pedazo de desayuno que se curraron Sandra y Moli, así se empieza muy bien el día si señor!!

Nuestro objetivo era visitar por la mañana el mercado Obor. Cogimos un par de taxis en Piata Romana que nos costó entre 6 y 8 RON por cada taxi, muy muy barato para lo que hubiera sido una caminata de unos 40 minutos.

El mercado estaba totalmente cerrado, era domingo y festivo, una auténtica pena así que decidimos volvernos dando un paseo lo que nos permitió conocer otra parte de la ciudad.

A las 13:00h aproximadamente cogimos el autobús al aeropuerto en la piata Romana. Aquí os enseño la frecuencia de horarios.

Compramos comida para el vuelo y llegamos a Madrid a las 18:35h.

Qué pena que se acabara el viaje… qué pena que hubiera sido tan corto… nos lo pasamos taaan bien!!!!!

Muchas ganas de volver a Rumanía, un país que te ofrece todo por muy poco. Volveré, estoy segura de ello!!!

 

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies