Fin de semana en Génova y Cinque Terre

PREPARATIVOS

Después de que se me chafara mi segundo intento de viajar a Fez en este año (con los billetes de avión comprados)  mi amiga Sandra me propuso hacer una escapadita de relax por algún lugar de España a lo cual yo la dije… ¿y si vamos a Italia a ver Cinque Terre? Hacía unos meses que me había quedado embarazada (de hecho la segunda intentona de ir a Fez con mis amigas se anuló porque me pillaba sobre la semana 11 de embarazo y digamos que me convencieron para no ir por si las moscas), así que aunque después de esto me fui a Grecia 12 días con Félix tenía mono de algo con amigas así que fue hablarlo y a la semana teníamos los billetes comprados a Génova. Mas adelante se unió Laura al viaje.

1. Vuelos

La compañía con la que volamos fue la española Volotea (me encanta eso de que haya 5 asientos por fila). Con una antelación de mes y medio nos salieron por 120 € cada una (con seguro de anulación incluido dado mi estado). Este seguro Flex es ideal porque si no puedes volar puedes anular tu billete hasta 4 horas antes y no pierdes tu dinero, te lo meten en una especie de cuenta Volotea para canjear en otro vuelo cuanto tu quieras.

2. Alojamiento

A través de Booking reservamos un apartamento en el centro de Génova,  La Piazzetta Rooms  muy amplio, situado en un edificio antiguo y con una ubicación inmejorable, en la misma Plaza de San Matteo al lado de la Piazza Ferrari, uno de los centros neurálgicos de la ciudad y donde tiene parada el autobús que enlaza con el aeropuerto.

3. Ruta

Aquí no había mucho donde rascar ya que teníamos sólo dos días enteros (sábado y domingo), uno lo queríamos para conocer Cinque Terre y el otro para conocer un poco Génova y algún pueblo de la Liguria como Portofino y San Fruttuoso.

Ruta ideal para un finde aunque nosotras llegamos un viernes por la tarde/noche y volvimos un lunes por la mañana.

Si vuelas de viernes a domingo lo ideal es dejar el sábado para Cinque Terre y el resto del tiempo para conocer Génova a ratitos.

4. Transportes internos.

Nos moveríamos de ciudad en ciudad en Tren. Es ideal llevar miradas las combinaciones ya desde España por si el wifi de hotel no funciona bien. La página es Trenitalia http://www.trenitalia.com/

Todos los trenes que cogimos eran regionales. La red funciona muy bien (aunque el domingo tuvimos el día chafado con los trenes) aunque en otras ocasiones me ha ido genial, es barato y tiene mucha frecuencia en todos los trayectos que hicimos. Eso si, id preparados para pasar frío, calor… nunca se sabe en estos trenes y da igual la época del año. Yo hubiera pagado por un ventilador y una hora mas tarde por una manta térmica.

5. Salud, documentación…

No necesitas pasaporte para viajar a Italia aunque yo siempre recomiendo llevar tanto el DNI como el pasaporte por si se te pierde uno de los dos documentos.

En cuanto a la salud, es recomendable sacarse la Tarjeta Sanitaria Europea por si pasa cualquier incidente. Si no tienes derecho a ella un seguro básico de viajes es suficiente como el de Iati que no solo cubre trastornos sanitarios si no problemas con equipaje etc.

Ya con todo listo… comienza la aventura!!!!!

RUTA

DIA 1

Viernes 17 de Agosto de 2018

Con media hora de retraso salía nuestro vuelo a Génova con la compañía Volotea (me encanta ir en asientos de a 2, es geniaaaal). Llegábamos a las 19:00 horas mas o menos y como no habíamos facturado fuimos directamente a coger el autobús que enlaza el aeropuerto con la ciudad. El servicio Volabus tiene un coste de 6€ y puedes comprarlo directamente en el autobús, se ve muy fácil la parada.

Aquí os dejo el enlace para ver los horarios y las paradas que hace. Aproximadamente salen autobuses cada media hora.

Los tickets no os olvidéis de convalidarlos que si no os podrían multar. Estos pueden usarse durante la siguiente hora después de convalidarlos en cualquier autobús urbano.

Nosotras nos bajamos en la Piazza Ferrari y en 2 minutos llegamos a nuestro alojamiento aunque nosotras no lo supimos hasta un rato mas tarde y es que no eramos capaces de encontrar el hotel en esa plaza tan minúscula. Finalmente miramos en los portales y ahí estaba, justo en la cuesta donde habíamos pasado, la Piazzetta rooms.

Hicimos el check in y nos fuimos a cenar directamente al Eataly en el puerto (5 minutos andando desde la Piazzetta rooms). Cuando me enteré que había uno en Génova me puse contentísima y es que llevo escuchando hablar sobre ese lugar mucho tiempo así que no había duda. Puede parecer un lugar turístico pero en Génova no había turistas cenando o apenas los había, no los vimos, y fue una de las mejores comidas del viaje.

Eataly es una especie de tienda de especialidades italianas, desde la harina para hacer la pasta hasta cualquier condimento y tipos de pasta o rissottos.

También tiene varios restaurantes y elegimos uno al azar para cenar y no pudo estar mas rico.

Tenia muchas ganas de una buena pizza margherita y fue todo un acierto. Pedimos una para compartir las 3 y luego cada una un plato, yo elegí los ravioli di melanzana alla norma que estaban también riquísimos!!!

Cada vez que recuerdo esa pizza me pongo mala pensando en que quiero comerme una ahora mismo jaja

Paseíto por el puerto de Génova, hacía una noche espectacular y con un gelatto en la mano poníamos fin a un duro día de viaje jeje

 

DIA 2

Sábado 18 de Agosto de 2018

El parque Nacional de Cinque Terre, en la región de la Spezia está incluido junto con Portovenere y las islas de Palmaria, Tino y Tinetto, como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Cinque Terre está formado por Monterosso al Mare, Vernazza, Corniglia, Manarola y Riomaggiore.

Mi idea era coger el intercity que sale de Génova en la estación de Piazza Principe a las 9:47h para llegar a Monterosso al Mare a las 11:05h y aquí fue el mayor error que cometí en el día de hoy que fue no comprar los billetes de tren con antelación ya que como era un intercity los asientos van numerados y como consecuencia aforo limitado así que cuando llegué a la estación y vi que no había billetes… vaya bajón ya que esto supondría tener que descartar un pueblo ya que no nos daría tiempo a ver todos porque los trenes regionales tardan dos horas en vez de la hora que tarda el intercity, además de tener que hacer la salida mas tarde de lo programado. Total, llegamos a Monterosso 1h y media mas tarde de lo deseado aunque aprovechamos a desayunar en la estación (bastante caro por cierto, 20€ tres personas).

El ticket del tren regional hasta Monterosso al Mare nos costó 9,50€ por persona. Monterosso sería el primer pueblo de nuestra ruta ya que mi idea era hacer el recorrido de menos bonito a mas bonito por dos motivos, que un pueblo no eclipsara al otro y por la luz, por las tardes es mas bonita que por las mañanas sobre todo para las fotos.

Lo primero que tienes que hacer llegues al pueblo que llegues es comprar la Cinque Terre pass la cual te da acceso a todos los trenes que cojas entre Levanto y la Spezia durante ese día. Además te da acceso a algún museo, a los baños de las estaciones que si no cuestan 1 € y a los senderos que unen los pueblos entre si.

Este pase cuesta 16 € por persona y lo mas importante, recuerda validarlo nada mas lo utilices.

A parte de este hay mas pases, para mas información os dejo aquí el link donde vienen todos los precios y tipologías.

Nuestro recorrido inicial sería: Monterosso al Mare – Vernazza – Corniglia – Riomaggiore – Manarola

Como dije anteriormente esta elección venía definida por los comentarios leídos en varios blogs sobre cuales eran los pueblos mas y menos bonitos (dentro de que todos son bonitos).

Como empezamos 1h y media mas tarde nuestro recorrido tuvimos que descartar uno, este fue Corniglia por la sencilla razón que había leído tantas veces en internet, su acceso. Por lo visto para acceder al pueblo has de subir una gran cantidad de escaleras que unen el pueblo y la estación de trenes o bien coger un autobús, hecho que hace que pierdas mucho tiempo. Nosotras aunque queríamos visitarlo fue el pueblo que descartamos para poder ver el resto de manera mas tranquila.

Así que sin contar Corniglia y desde mi criterio puedo decir que el pueblo que menos me gustó fue Monterosso al Mare y el mas bonito sin duda Manarola. Entre Vernazza y Riomaggiore los dos son muy bonitos y no sabría decir cual me gustó mas, puede que Vernazza aunque quizás para un atardecer es mejor Riomaggiore.

Nuestra ruta se iba a basar fundamentalmente en ver estos pueblos de modo panorámico ya que en un día no se pueden callejear todos ellos todo lo que nos hubiera gustado. Pasamos en cada uno de ellos entre una hora y media y dos horas.

 

Monterosso al Mare

Llegamos desde Génova haciendo trasbordo en Sestri Levante a las 12:30 aproximadamente. Compramos la Cinque Terre Card y fuimos a dar un paseo. Lo primero que te encuentras es su playa a rebosar, y no es para menos ya que hacía muchísimo calor y es de todos estos pueblos es el que tiene una playa bastante grande para poder pasar el día y darte un buen baño. Dado que hay bastante roca había mucha gente haciendo snorkel. El agua desde arriba se veía muy clarita, nos hubiéramos tirado de cabeza si hubiéramos podido pero el tiempo apremiaba (esto es lo malo de ir con el tiempo justo a los sitios)

Saliendo de la estación de tren a mano izquierda andando unos 5 minutos llegas al pueblo. Tienes que pasar un túnel y ya puedes callejear por sus bonitas calles.

Había mucha gente, era la hora de comer, dimos un paseito de una hora y volvimos a la estación de tren para ir al siguiente pueblo de la ruta, Vernazza.

Esperando al tren

 

Vernazza

Lo malo de venir a esta zona en agosto embarazada con todo el calor que supone es que si de normal te agobian las masas de gente, ahora muchísimo mas. Es algo que yo ya sabía y no podía elegir otra fecha para venir así que había que aguantar como se pudiera.

Aquí nada mas llegar sales de la estación, bajas unas escaleras (como puedes porque la cantidad de gente que aquí había era brutal, yo agarrándome la barriga para que nadie me golpease me encontré al turista español mas idiota de todos cuantos había en Italia el cual me increpó por según el colarme cuando el y su familia me separaron de mis amigas las cuales me estaban sujetando para que no tuviera ningún percance. Sólo espero que su mujer cuando estuviera embarazada no se encontrase con ningún idiota como el por el camino).

Después del disgusto que me llevé y de haberme desahogado con vosotr@s seguimos jejeje

En cuanto pisas el suelo lo primero que te encuentras es una calle que va al mar llena de restaurantes y claro, era la hora de comer y después de dar una vuelta por el pueblo decidimos descansar un rato y parar a comer.

El lugar elegido fue La Vinería Sta. Marta donde aunque la carta no es muy amplia está todo bastante rico. Las 3 pagamos 49,50€

Después de comer y coger fuerzas decidimos buscar como subir al mirador que yo tenía fichado y que había visto por internet donde se ven unas vistas de Vernazza preciosas.

Os explico la manera de llegar a el a través del mapa.

Para llegar al “mirador” tienes que conseguir llegar al sendero que va hacia Monterosso al Mare y para llegar a el tienes 3 caminos desde el pueblo:

  1. Nada mas salir de la estación  a mano derecha.
  2. Siguiendo la vía principal del pueblo pasando la Pizzería Fratelli Basso hay una callejuela, sólo tienes que ir ascendiendo por sus calles.
  3. Desde la plaza principal en frente del local Il Gambero Rosso mira atento que hay otra callejuela que sube.

Mas o menos los carteles que os podréis encontrar y que lo señalan son así:

Una vez que has alcanzado el sendero simplemente es ir subiendo y en seguida te encontrarás vistas fabulosas.

El lugar que marco con una cruz es el sitio aproximado de donde mas o menos está ese mirador del que hablo.

Nada mas alcanzar el sendero como os decía las vistas son preciosas.

El sendero tiene unos barrotes de madera los cuales impiden de caídas ya que al ser de tierra puedes tener algún susto. Aquí en concreto esas vayas están abiertas, supongo que porque la gente a medida de ir bajando a este lugar se han ido “abriendo”. La cosa es que esto no está a pie de camino sino que tienes que bajar aquí, lo cual no entraña ningún peligro (yo lo hice sin pegas) pero claro si llueve, hace viento etc igual es un poco peligroso.

 

Bajes o te quedes en el camino las vistas de Vernazza son increíbles. Nosotras además no nos encontramos a casi nadie por aquí, y a pesar del calorazo que hacía que nos chorreaba la cara y todo el cuerpo daba gusto caminar por aquí.

No tengas prisa por volver al tren, las calles de este pueblos son preciosas, sin duda uno de los pueblos mas bonitos de Cinque Terre.

 

Riomaggiore

Decidimos saltarnos Corniglia ya que no nos daba tiempo a verlo, me dio mucha rabia pero si no cometéis los errores que cometimos nosotras o si tienes mas tiempo que un día por lo que dicen es precioso y merece mucho la pena.

Según la ruta que hacíamos lo mas lógico hubiera sido parar primero en Manarola pero este pueblo lo queríamos para el final ya que se suponía que sería el mejor de los 5.

Para acceder a Riomaggiore tienes que atravesar un túnel que va desde la estación al pueblo, la via dell’amore. Una vez acaba puedes o bien recorrer desde aquí el pueblo empezando por la vía principal (una calle cuesta arriba) o bajar al embarcadero. Nosotras aprovechamos para tomar algo y refrescarnos, qué calor que habíamos pasado en Vernazza!!! Dimos una vuelta muy por encima al pueblo dado y bajamos al embarcadero donde tendríamos las vistas mas famosas de Riomaggiore.

Por aquí hay varias calles que te llevas a varios puntos desde donde ver el pueblo de manera panorámica. Justo donde estoy en la foto son unas escaleras que suben a una especie de mirador pero aquí hay mucha gente, es mucho mejor bajar a las rocas donde a parte de poder refrescar un poco los pies (hay mucha gente tomando el sol) puedes tener unas vistas aún mejores del pueblo.

Este es un lugar fantástico para ver también la puesta de sol.

Desde esta zona si sigues andando hay un acceso al cual también puedes bajar por unas escaleras igual que aquí pero que da un acceso directo o bien al mar o a las rocas.

El sol empezaba a caer y teníamos que ir hacia el último destino del día, Manarola.

 

Manarola

El último de los pueblos de Cinque Terre de nuestro recorrido y el mas bonito de todos desde mi punto de vista.

Es un pueblo mas grande, o al menos lo parece, que estos últimos que hemos visto y la estación de tren de la costa está a unos 10 minutillos andando mientras atraviesas el pueblo, que se ve precioso. Aquí ya hay menos gente por las calles, muchos están cenando, otros se han ido y otros tantos están esperando a que caiga el sol y nosotras vamos en busca de la panorámica perfecta para ver el pueblo en su ocaso.

Cuando llegues al mar coge el camino de tu derecha, ahí empieza un sendero que va a dar al mejor mirador de Cinque Terre. Las vistas desde aquí al pueblo son impresionantes y con la luz del atardecer aún mas bonito.

Aquí en esta zona estuvimos contemplando el pueblo durante un buen rato, viendo como el sol cambiaba sus colores. Una buena sesión de fotos para nuestro recuerdo nos llevamos.

El atardeder sobre el mar… simplemente precioso. Sólo nos quedaba cenar y volver a Génova para dormir ya, de madrugada.

Aquí tuvimos otro percance con el tren y es que llegamos super justas al último tren del día y si queríamos montarnos en el no podíamos comprar el ticket. Hasta Levanto no había problemas porque te lo incluye la Cinque Terre Card pero mas adelante… teníamos que hacer trasbordo en Sestri Levanto y si llegábamos un poco holgados podríamos comprar el ticket y hacer bien el cambio de tren peeeeero, no sería tan fácil y fue salir de un tren para coger corriendo el siguiente. Buscamos un vagón tranquilo con la mala suerte de que el revisor se sienta en nuestro vagón. Pues nada, de risas todo el camino de vuelta (aunque yo ya estaba sufriendo por tener que contar la historia que aunque cierta no sería nada creíble), menos mal que el revisor solo se dedicaba a salir del tren en cada parada y soplar por un silbato, así que sin problemas, llegamos a casa ya de madrugada y agotadas pero habiendo pasado un día estupendo.

DIA 3

Domingo 19 de Agosto de 2018

Después del día agotador de ayer hoy aprovechamos para dormir un pelín mas pero sin remolonear mucho ya que hoy tocaba visitar Génova durante la mañana ya que por la tarde queríamos visitar un par de pueblos de la Liguria, San Fruttuoso y Portofino.

Salimos a desayunar y de nuevo sablazo pal body, 22€ desayuno para 3 personas. Nos está sorprendiendo bastante los precios, no se si es mala suerte, es porque es agosto…

Génova es una ciudad que se puede visitar en un día. Nosotras habíamos visto ya parte de su casco histórico y de su puerto estos días en nuestros paseos nocturnos.

Lo mas destacado que visitamos fueron estos 8 puntos entre los cuales hay miles de lugares preciosos donde detenerse por el camino.

  1. Plaza Ferrari
  2. Strade Nuove
  3. Ruinas del claustro de St. Andrew
  4. Porta Soprana
  5. Catedral de Génova
  6. Porto Antico
  7. Basílica de Santa María de las Viñas
  8. Plaza de San Mateo

 

Plaza de Ferrari

Esta es la plaza principal de la ciudad y llama la atención por su majestuosidad rodeada de grandes edificios de estilo clásico y su gran fuente central.

Aquí también podemos encontrarnos el cartel con el nombre de Génova, típico de muchas ciudades europeas.

Strade Nuove

La calle mas importante de Génova y donde se concentran el mayor número de edificios históricos de la ciudad.

Dada su importancia histórica con uno de los principales puertos comerciales europeos sobretodo durante los siglos XVI y XVII se convirtió en una ciudad muy rica y eso es posible verlo a día de hoy en esta calle donde se concentran la mayoría de palacios construidos en este período.

Maqueta de una de las aceras de la Strada Nuova donde se pueden ver los palacios que a día de hoy se conservan todavía.

Estos palacios hoy en día son sedes de las principales bancas de la región y en alguno de ellos se puede entrar como en el Palacio Doria Tursi, hoy sede del ayuntamiento de Génova.

 

Ruinas del claustro de St. Andrew

Quizá no sea un edificio muy representativo en la arquitectura Genovesa pero para mi tiene un cierto encanto. Siempre he sido muy fan de las ruinas medievales y como no este lugar no podía pasar desapercibido para mi.

Se trata de un pequeño claustro a simple vista de estilo gótico aunque muy arreglado con un pequeño pozo central. La entrada es gratuita y dado que hay mas atracciones a su alrededor como la Porta Soprana o la supuesta casa de Cristóbal Colón (si, era Genovés), no cuesta nada acercarse hasta aquí.

Porta Soprana

Antigua puerta que daba acceso a la ciudad de aspecto imponente data del siglo XII aunque su contrucción inicial es muy anterior. Lo que vemos hoy es el aspecto final que corresponde a una arquitectura civil gótica.

Parte posterior de la puerta.

Entrada principal.

Catedral de Génova

La catedral de San Lorenzo es de estilo principalmente gótico aunque como todas las catedrales al alargarse su construcción en el tiempo tiene ecos desde el románico hasta el siglo XVI.

Como característica principal en su fachada principal se alterna el color gris y blanco, muy típico de esta región que si bien es mas utilizado en el románico tiene su presencia también en este tipo de portadas góticas.

 

Porto Antico

El puerto de Génova sigue siendo uno de los mas importantes de Europa y en torno a el se ha desarrollado un gran paseo lleno de restaurantes y atracciones turísticas como el Acuario de Génova que también es uno de los mas grandes de Europa. También puedes encontrarte un gran galeón que hará la delicias de los mas peques ya que está abierto al público. 

Dar un paseo por esta zona es una idea muy buena sobretodo al anochecer ya que se llena de vida. Aquí también está el famoso Eataly del cual os hablé antes y detrás de el un edificio que no pasa desapercibido, es el palacio San Giorgio actualmente sede de la actividad portuaria de Génova.

Basílica de Santa María de las Viñas

Tiene una importancia especial y es que es una de las basílicas mas antiguas de Génova y la mas importante de todas ellas. Está situada en el centro del casco histórico, ideal para callejear y descubrir rincones con encanto.

Esta basílica está abierta al público y lo que mas nos llamó la atención fue que una de sus paredes estaba llena de baberos de niño por un lado y de niñas por el otro flanqueando un cuadro (creo que era un

Plaza de San Mateo

Mi plaza favorita y no es para menos, pequeña, cuca, sin casi tránsito de gente está la iglesia de San Mateo flanqueada por edificios típicamente italianos bastante antiguos.

Está justo detrás de la plaza Ferrari, no os la podéis perder.

Nuestra visita por Génova acababa y es que queríamos pasar la tarde por algún pueblo costero. Sin duda Génova merece paseos sosegados ya que aunque su casco histórico no es muy grande si es muy interesante.

Comemos una porción de focaccia por 2€ cada una y nos vamos a coger el tren regional hacia San Fruttuoso para posteriormente visitar Portofino.

El primer tren lo perdimos porque nos liamos en Génova, el segundo se fue delante de nuestras narices ya que se puso a llover como si no hubiera un mañana y no pudimos llegar a tiempo. El tercero ya nos hizo ver que ese día no estábamos de suerte ya que por apurar pagamos 9€ por un intercity que llegaría antes y así con suerte podríamos quizás ver los dos pueblos peeeero no, el intercity se retrasó mas de 40 minutos, con lo que llegamos igual de tarde que si hubiéramos comprado el billete del regional por algo mas de 2€.

Finalmente llegamos a Santa Marguerita Ligure-Portofino y nos damos cuenta que esa parada de tren no es Portofino, el guión lo ponen porque conecta con Portofino a través de un autobús que tarda en hacer 6-8 km una media hora y por supuesto teníamos que esperar a cogerlo. Eran ya mas de las 18:30h y dado el desastre con los trenes decidimos conocer Santa Marguerita que aunque no era mi intención pues es lo que había decidido el destino o nuestra estupidez o las dos cosas jaja.

Santa Marguerita es un pueblo costero muy bonito, el típico con las fachadas de las casas de colores donde se evoca muy bien la dolce vita. Su puerto deportivo es testigo de ello y sus terracitas monas ideales también. Tiene una porción de playa de piedras pero la temperatura del agua es ideal.

Nos dedicamos a pasear, deambular despreocupadamente y disfrutar un poco del entorno, no era Portofino pero tampoco estaba nada mal.

Nos quedamos a cenar en una taberna muy chula, de esas que me gustan a mi, “cutrecillas” pero auténticas. Trattoria da Pezzi, precios buenos con una carta pintada sobre una pizarra. El personal es muy amable y te explican todo con mucho detalle.

Nos comimos un helado impresionantemente bueno y nos fuimos a coger el tren de vuelta a Génova. A eso de las 22:00h no hay personal en ventanilla y las máquinas no funcionaban así que nos montamos en el tren sin ticket por segundo día consecutivo (que conste que esto lo hago cuando no queda otra, no me gusta colarme en los sitios y lo paso fatal cuando pasa el revisor y pienso, me va a pillar!!!)

Llegamos a Génova sin contratiempos, solo esos micro climas curiosos de los trenes regionales italianos que lo mismo te congelas de frío aunque en la calle haya 35 grados, te mueres de calor y se te pega el culo a esos asientos de polipiel mulliditos para compartir o bien huele tanto a gas que piensas que algo no va del todo bien… sin duda anécdotas para que pase cuanto antes esa hora que tardas en llegar a tu destino.

Lunes 20 de Agosto de 2018

Aprendimos la lección el último día, desayunar en el apartamento, si, somos lelas…

Hacemos maletas, dejamos nuestro querido apartamento y nos vamos a la plaza Ferrari a la parada del volabus. El viaje se acababa, ya quedaba lo mas rollo, aeropuerto, autobús infernal a Burgos y deshacer maletas con la intriga de cuando volveré a coger un avión y descubrir otro lugar del mundo.

En este viaje he sufrido el calor y la humedad que en mi estado es muy intenso pero me ha dado igual, he disfrutado y lo he dado todo, como siempre y esto es lo que pienso seguir haciendo aunque la próxima vez con un peque-viajero a mi lado <3

Gracias a mis compis de viaje por acompañarme siempre, por dejarme organizar, siempre con una sonrisa y por tener paciencia con mis sofocos y mis calores.

Vive la vida

 

 

 

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies