12 días en coche por BULGARIA (9 – 20 julio 2013)

UN POCO DE INFORMACIÓN ÚTIL:

Capital: Sofía.

Moneda: Lev.

Idioma: Búlgaro.

 

bulgaria-mapa

 

Nuestro recorrido en coche de 12 días nos llevaría a hacer un recorrido circular por el país visitando muchas de las zonas más emblemáticas de Bulgaria. Playa, cultura y buen comer serían las tres palabras que pueden resumir este fascinante viaje.

¿Te gustaría saber un poco mas del país?, ¿Cuál fue nuestro recorrido?, ¿Lo que mas nos gustó y lo que menos? Sigue leyendo porque Bulgaria es un país que merece y mucho la pena visitar.

 

Bulgaria (България),  oficialmente República de Bulgaria, es un país soberano miembro de la Unión Europea y situado al sureste del continente europeo.

Dada su posición geográfica, se encuentra en una encrucijada de culturas. Hace frontera con Turquía, Grecia, República de Macedonia, Serbia y Rumanía. Al Norte, su frontera viene delimitada por el Danubio, y al Este, por el Mar Negro. Esta situación le ha colocado en el centro de las numerosas disputas fronterizas típicas de los Balcanes a lo largo de su historia, y además es un punto de contacto entre Europa y Asia, especialmente con Turquía.

Bulgaria es conocida por su pasado comunista, su participación en la guerra de los Balcanes y por su bajo nivel de desarrollo en comparación con el resto de Europa, algo que se ve nada mas pisar el país. El estado de las carreteras, los edificios, y sobre todo las zonas rurales que tanto recuerdan a la España de hace algunas décadas con burros tirando de carros llenos de productos de los campos, vendedores ambulantes de frutas o artilugios de la guerra.,

Bulgaria está creciendo a buen ritmo y estoy segura que desde mi paso en julio de 2013 ha cambiado ya mucho, pero espero que aún conserve ese halo rural tan bonito y que poco a poco se está perdiendo en toda Europa a favor del hormigón y las grandes ciudades.

 

 PREPARATIVOS

Cuando nos decidimos por Bulgaria como próximo destino de vacaciones, lo que en realidad nos movió a ello fue que no teníamos un presupuesto muy alto, y necesitábamos un país asequible para pasar una semana o más a todo trapo que es lo que mas nos apetecía.
Bulgaria era ideal, un país con poco turismo de Europa oriental y muy barato.
Poco sabíamos de allí, solo que la capital era Sofía y que parte del país daba al mar negro. Era genial, además podríamos disfrutar de algún día de playa.
Pues manos a la obra, tocaba buscar vuelos. Yo siempre utilizo buscadores como Kayak, Skyscanner o Momondo para tantear aerolíneas, horarios y combinaciones. Al final reservamos con Wizz Air, y aunque no sabíamos si haríamos mas viajes con ellos, nos hicimos las tarjetas de descuento de Wizz Air. Valen para un año y tienes que pagar una cantidad (que a día de hoy son 29,99 €/ año para el viajero y un acompañante) pero solo con el descuento para este viaje ya las amortizábamos y aunque nunca se sabe si la volveríamos a usar ya merecía la pena.
Yo siempre procuro hacerme las tarjetas de puntos de las aerolíneas,  por ejemplo, con Iberia ya he canjeado alguna vez avios. Es gratis hacerlo y sólo dan ventajas.
Lo siguiente fue planificar la ruta.
Me costó muchísimo, ya que no había mucha información sobre recorridos por Bulgaria, pero gracias a algunos foros de viajes y los consejos que te dan allí puedes elaborar más o menos un recorrido factible para 12 días en coche.

A mi me gusta mucho organizarlo todo, estudiarlo bien, le doy mil vueltas a las cosas aunque luego cuando estés allí lo cambies todo, pero disfruto tanto con el período de organización que no lo puedo evitar, para mí es como si ya estuviera allí, de hecho cuando no puedo hacer eso (porque por cuestiones laborales no se cuándo podré cogerme días) me siento que algo me falta…  A pesar de esto no sería la primera ni la última vez que los planes in situ se van modificando, por eso siempre siempre reservo con antelación los alojamientos con booking y la cancelación gratuita.

La mayoría de los hostel nos costó una media de 20-30 euros la habitación doble con desayuno y baño propio. 10-15 € por persona en habitación privada y baño, con una puntuación de 8-9 de media, bien situados y en temporada alta (julio) estaba muy muy bien. Lo bueno de esto es que si a las malas no quieres estar más tiempo allí y no has podido cancelar gratis a tiempo (normalmente es de desde 3 días a 1 día antes aunque en algunos sitios puede ser mas) tampoco pierdes mucho dinero.

¿Cómo nos movimos? Alquilamos un coche con EconomyCarRentals. Nos costó 344BGN, unos 175 € al cambio actual con kilometraje ilimitado y todos los seguros.

Si no tienes la tarjeta sanitaria europea lo mejor es que vayas con un buen seguro de viaje. En nuestro caso la elección es fácil, Iati seguros, siempre viajo con ellos.

 

Ahora solo hacía falta esperar al 9 julio y ponernos en marcha!!!!

 

RUTA

Los vuelos internaciones llegaban y salían de Sofía con lo cual la idea fue hacer una ruta circular hasta el mar negro y vuelta.

El itinerario sería:

Sofía – Rila – Bansko – Velingrad – Plovdiv – Veliko Tarnovo – Varna – Albena – Nessebar – Sofía.

mapa-bulgaria

 

Día 1 y 2 Llegada a Sofía y visita de la ciudad

Cogíamos el vuelo ya tarde y llegábamos a Sofía a la 1.50h del 10 de Julio con lo que opté por usar el servicio de pick up al aeropuerto del hostel donde íbamos a dormir 2 noches.
El chico que nos fue a buscar era muy simpático pero su inglés no muy bueno y nos costaba un poco entender lo que nos contaba de camino al hostel (también puede ser que nosotros estuviéramos agotados del viaje y por la hora que era).
La primera impresión de Sofía, de madrugada, fue de una ciudad desierta, y más parecida a una provincia pequeña donde no hay nada por la noche, que a una capital de país. Fue una sensación extraña, era mi primera vez en un país del este de Europa y hubo muchas cosas que aunque sabiéndolas de ante mano, no dejaron de chocarme, como lo de la escritura en cirílico, pero a ello se sumaba la emoción de lo desconocido… Habíamos llegado oficialmente a Bulgaria!!!
Cuando llegamos al hostel… (Canapé Connection), después de horas de bus y avión, encontrarte con ese olor a curry…. si si, curry, mezclado con humedad…. teníamos la habitación en el sótano y era horrible. A pesar de lo agotados que estábamos a mi me costó dormirme. Pensé… dónde me he metido!!!! Y eso que lo puntuaban en booking con un 9!!!!! Madre mía, empezaba bien la aventura… El baño compartido del sótano daba absoluta pena.

img_0719Al día siguiente, decidimos desayunar por ahí para empezar a ver la ciudad. Que decir que nos costó dios y ayudas encontrar una cafetería, de hecho, no la encontramos y desayunamos una especie de bollos en una panadería.
Con  el estómago lleno dedicamos el día a ver lo más interesante de la ciudad, que según había leído, en un día lo veías todo, y desde mi punto de vista, totalmente cierto.

img_0795

Lo primero que nos encontramos y que teníamos muchas ganas de ver fue una Klek shop!!! Os cuento un poco si no sabéis lo que son. Las Klek shop son pequeñas tiendas ubicadas en sótanos con una ventana por la cual te tienes que agachar para pedir lo que quieras. Suelen tener bebidas, snacks, comida rápida, tabaco… Son muy típicas de Bulgaria, sobre todo de Sofía.

 

Puntos de visita obligada en Sofía:

Catedral de Alejandro Nevski: es sin duda la imagen que conoce el mundo de la ciudad de Sofía y es a su vez la mejor representación de construcción ortodoxa en el mundo. Es una obra en honor a los rusos caídos por la liberación de Bulgaria del Imperio turco en 1877-1878.

img_0785

Iglesia Rusa de San Nicolás: para mí la gran sorpresa de la ciudad. Me pareció preciosa. Es un templo ruso ortodoxo y está inspirado en las iglesias rusas moscovitas del siglo XVII aunque se empezó a construir en 1907.

img_0760

Otros sitios de interés: Mezquita Banya Bashi, Iglesia Sofia Sveta Petka, Catedral Sveta Nedelya, paseamos por el bulevar Vitosha que es el centro neurálgico de la vida en Sofía, lleno de tiendas y restaurantes, paseamos por la zona del palacio nacional de cultura          (todos los edificios de alrededor llevan carteles publicitarios en las azoteas, como antiguamente en España), Baños Centrales, mercado central ( a mi me encanta siempre entrar en estos lugares donde te empapas de la vida cotidiana del lugar y aprendes realmente cual es su gastronomía).  Todo se puede hacer perfectamente en un día andando y sin necesidad de coger ningún medio de transporte.

Lo que si me dio más pena fue no ir a ver la iglesia de Boyana y es que íbamos con el tiempo muy apretado y teníamos que salir a las afueras de la ciudad, pero si tenéis tiempo no dudéis en pasaros ya que debe de ser muy recomendable ya que es uno de los mejores ejemplos de iglesia medieval del este de Europa.

img_0740

 

Ese día comimos y cenamos en kioscos de comida, kebab y pizza hay por todos los lados, suuuper barato, y es que no hay mejor sitio que Bulgaria para pegarse homenajes a comer por muy poco dinero. Acabado el día, vuelta al hostel a nuestra pestilente habitación de curry. Al día siguiente cogíamos el coche de alquiler y empezábamos la aventura de verdad.

img_0752

 

Día 3 Rila y Bansko

A la hora prevista recogemos el coche de alquiler y nos vamos rumbo a Rila, a ver el monasterio.

En este punto habíamos tenido un problema y es que hablando con el chico de la recepción del hostel (que ahí si tienen un 10) vimos que el sitio donde había que recoger el coche estaba en una especie de polígono industrial al que no sabíamos cómo llegar.  El chico de la recepción llamó al de la empresa de renting y nos lo arregló para que nos trajeran el coche al hostel. Nos sacó de un buen apuro porque los de la empresa de renting no hablaban inglés, sólo búlgaro (esto será un punto importante y muy gracioso de todo el viaje).

Nada más salir de Sofía nos damos cuenta del estilo de conducir de los búlgaros.

img_0845

img_1040

Adelantamientos suicidas, hasta el punto de encontrarnos en una carretera de doble sentido 4 coches a la vez… es flipante como se conduce allí. Mención aparte merecen el estado de las carreteras en Bulgaria. Sólo había una autovía que conectaba el país desde Sofía al mar negro. Creo que ahora han abierto algún tramo más e incluso habrán mejorado muchas de ellas pero cuando yo estuve en julio de 2013 excepto ese tramo el resto son carreteras secundarias como las que hay en España que conectan pueblos pequeños, y muchas de ellas con boquetes en las carreteras más parecidas a trampas para osos que otra cosa. A pesar de todo si vas con precaución no es para nada peligroso.

En cuanto sales de la capital se ve la realidad del país, muy rural, como España hace 50 años. Muchos pueblos que se dedican a la agricultura y ganadería. Puestos a las orillas de las carreteras vendiendo melones, fresas y frambuesas silvestres, miel etc incluso muchos puestos de ropa y accesorios militares.

img_0835
Lo más divertido de nuestro viaje por Bulgaria desde luego que eran las anécdotas de la carretera. La gente que te encontrabas, los puestos ambulantes, y como no… los bares de carretera y sus baños. Los baños…. son de estilo “oriental”, vamos, un agujero en el suelo, y en algún bar de carretera mejor te va mear en la calle porque no veas la peste que sale. No es el aspecto, es el olor ya que va a dar a fosas sépticas y claro… se acumula se acumula…

img_0838

También es muy curioso ver como todas las paradas de autobús están repletas de esquelas de la gente del pueblo y alrededores, con sus fotos incluidas, a mi me daba un poco de yuyu.

img_0841

Dos horas se tarda en llegar a Rila desde Sofía. Hay gente que prefiere hacerlo como excursión de un día desde Sofía pero a nosotros nos apetecía conocer un poco más esa zona y decidimos dormir en algún punto intermedio entre Rila y Velingrad, que sería nuestra siguiente etapa.

El Monasterio de Rila es una auténtica pasada. Está enclavada entre las montañas y el paisaje que le rodea es impresionante. Se respira una sensación de auténtica paz.

El monasterio fue fundado en el siglo X por un ermitaño llamado Ivan Rilsky o San Ivan de Rila (fue canonizado posteriormente). Ivan Rilsky decidió asentarse en este lugar y siguiendo su ejemplo acudieron muchos más ermitaños. De ahí que se construyera el monasterio. Al morir se convirtió en un sitio sagrado y se fue transformando en lo que podemos ver en nuestros días.

En el monasterio existe la posibilidad de dormir pero ojo, solo es accesible para los hombres ya que se trata de un monasterio y las mujeres obviamente no podemos pernoctar… pues oye, tampoco nos vamos a pelear por dormir en un cubículo de piedra húmedo y pequeño no??.

img_0859

img_0880

El hecho de que casi no hubiera turistas le daba aún una atmósfera más mística. Es espectacular, y es muy fácil ver alguna misa ortodoxa. Para mi es una visita obligadísima y a solo dos horas de Sofía.

Después de unas dos horas, decidimos seguir nuestro recorrido y volvíamos a coger el coche para hacer noche en Bansko, una ciudad totalmente hecha para el turismo de ski, que, obviamente en verano tiene muy poca vida, pero que a mí personalmente me pareció que tenía mucho encanto por la arquitectura de sus casas de madera. Nos hospedamos en el hotel Dedo Pene Inn (si, no es coña), totalmente recomendable tanto el hotel como el restaurante que por cierto lo recomendaba la guía lonely planet.
img_0908

 

 

Día 4 Velingrad

En Bulgaria hay varios enclaves de aguas termales, nosotros elegimos Velingrad para pasar la siguiente noche y descansar un poco. El lugar escogido, el hotel balneario Aquatonik.
Nos costó muchísimo encontrarlo, ni google maps lo encontraba pero al final cuando llegamos flipamos.
Nos costó 40 euros por persona, y nos incluía el spa. Estábamos en un hotel de 5* lleno de comodidades por 40 euros por persona…. era el lujazo del viaje.
Comimos y cenamos de Menú, espectacular la comida, y espectacular el precio, suuuuper barato aún así para nuestros bolsillos y eso que era lo más caro que pagamos allí.
Disfrutamos de la piscina exterior y del spa como enanos, la verdad, todo un acierto ir allí, lo recomiendo 100% a todo el mundo que haga una ruta por Bulgaria. Que un día te mimen (nos dimos un buen masaje también), y descanses de esa manera es un lujo que normalmente para bolsillos como el mío no te puedes permitir.

 img_1000

 

Día 5 Plovdiv

Plovdiv es famosa por su herencia romana.
Es la ciudad culturalmente hablando, más interesante de Bulgaria.
El teatro romano es espectacular, muy bien conservado, y como todo en Bulgaria, puedes visitarlo prácticamente tu solo ya que apenas hay turismo. Eso hace que muchos sitios adquieran un encanto mas especial (eso sí, las terracitas de arriba están petadas de gente tomando algo jjjj)
Además del teatro, Plovdiv tiene restos de un estadio, La Mezquita Dzhumaya, y un montón de iglesias, museos y casas nobiliarias.
Nosotros seguimos el tour que propone lonely planet para esta ciudad, está genial.
Dormimos en el hotel Play, 20 euros la habitación doble con baño compartido. El hotel está muy limpio pero nuestra habitación al estar en el ático era demasiado agobiante por el calor, y no había aire acondicionado, sólo un ventilador que mucho no hacía.

En Plovdiv pasamos dos noches. Cierto es que en un día completo puedes verlo todo pero este viaje nos apetecía hacerlo con la calma y Plovdiv tiene muchos entretenimientos para no aburrirte en dos días.

img_1074
Bueno, apartado a parte se merece la bebida estrella del viaje: la radler búlgara, tanto la Kamenitza como la Aphuaha….. buena, bonita, barata… fresquitas…. lo tienen todo!!!! Si solo vas a aprenderte una palabra en búlgaro que sea una de esa dos jejeje.

 

Día 6: Tumba de Kazanlak, Monasterio de Shipka y Veliko Tarnovo

Como siempre, nos levantamos prontito para empezar la ruta del día.
Hoy, nuestro objetivo es Veliko Tarnovo, pero de camino vamos a hacer un par de paradas interesantes.
La tumba tracia de Kazanlak es una construcción funeraria de ladrillo que forma parte de una importante necrópolis tracia. La tumba está considerada por la UNESCO patrimonio de la humanidad pero he de decir que lo que puedes ver es una réplica ya que a la original no se puede acceder para preservar sus pinturas.
La verdad es que está muy lograda la reproducción y si os pilla de camino es interesante de ver.

 

img_1127

 

Otra vez de camino, de repente vemos que sobresale del espesor verde del bosque, unas cúpulas doradas, no sabíamos que era y nos decidimos a parar para verlo.

img_1160

La iglesia del monasterio ortodoxo de Shipka, resultó ser todo un descubrimiento, no sé cómo se nos pudo pasar inadvertida cuando hicimos el planning de ruta pero vamos, es espectacular, tanto la iglesia como el entorno donde está enclavada. El monasterio está en funcionamiento y es muy habitual ver monjes en sus alrededores. Totalmente recomendable.

img_1134

Después de esta grata sorpresa en el camino, poco después llegamos a Veliko Tarnovo.

Qué ganas tenía de ver Tsarevets Fortress!!!! Y la verdad es que cuando te vas acercando a la fortaleza, no defrauda a nadie. El entorno es sencillamente precioso, es como transportarte a la edad media de un plumazo. Unas vistas increíbles la verdad, pero dentro, la cosa cambia. Desde mi punto de vista, está todo demasiado “retocado”, y aquí habrá gustos para todos, pero como me enseñaron en la carrera, una buena restauración tiene que tener muy diferenciado lo que es de la época y lo que es restaurado y aquí parece estar todo con la misma chapa y pintura.
Aún así merece la pena verlo, por la panorámica que tiene tanto desde fuera como desde dentro, a mi me gustó mucho.

img_1177 img_1188

 

Ese día dormimos en el Hostel Play, 30 euros la doble, un hostel moderno, súper limpio, habitación grande… muy bueno la verdad, os lo recomiendo totalmente.

Y aquí os quiero dar un consejo si viajáis en coche…. Tened cuidado de donde aparcáis ya que existe “zona azul” y no hay máquinas para echar moneditas. Tenéis que buscar a la persona uniformada para la ocasión y enseñarle donde habéis aparcado y pagarle a él.

 

Día 7 y 8 Albena

Hoy nos levantamos súper contentos porque nos vamos rumbo a la playa, que ya había ganas!!!
Por el camino a Albena, nos paramos a ver el caballero de Madara.
A veintitrés metros sobre el suelo en un acantilado casi vertical de cien metros de altura, el relieve representa un caballero clavando una lanza a un león que yace a los pies de su caballo. Un águila vuela ante el caballero, y un perro corre tras él. La escena es una representación simbólica de un triunfo militar.
Este relieve es el que aparece en las monedas de céntimos de Bulgaria, y es considerado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. A mí personalmente no me llamó nada la atención pero eso ya es para gustos.

img_1198

 

Y por fin llegamos a Albena!!! Me costó un montón encontrar información sobre donde pasar un par de días de descanso en zona de playa, y en todos los lados hablaban de Albena o Sunny Beach, era la leche, molaba la hostia, era el sitio de moda ………… una mierda!!!!  pero literal!!!
Pagamos 118 euros (si, si, se suponía que era temporada alta y todo se llenaba y había que cogerlo con tiempo…) por dos noches en un hotel donde todo era fachada porque las habitaciones… dejaban mucho que desear, todo, el servicio etc, incluso un tío por acompañarme a la habitación va y me pide propina!!! Pero de qué va!! Será que yo no estoy acostumbrada a esto, en fin.
Luego dices, bueno, igual es que hemos tenido mala suerte con el hotel… pero no,… la cosa no mejoraba saliendo de allí, era como un Benidorm de hace 30 años para guiris con niños, suuuuper turístico!!!! No lo recomiendo para nada. Esos dos días podríamos haber estado en cualquier resort cutre de cualquier sitio. Este pare mi fue el mayor fallo del viaje y no podíamos ya cambiar el plan, así que al mal tiempo, buena cara y esperar que pasen estos dos largos días, al menos teníamos playita y eso siempre mola.
img_1208

 

 

Día 9 y 10 Varna y Nessebar

Por fin acaba nuestra estancia en Albena y nos vamos rumbo a Nessebar.
A medio camino decidimos pasar por Varna para dar una vuelta y comer. Después de ver el centro de la ciudad, nos fuimos a dar una vuelta por la playa.
Para acceder a la arena tienes que atravesar si o si alguno de los locales de la playa de Varna, y si te quedas con tu toalla en línea del mar no tienes que consumir nada.
Eso sí, merece totalmente la pena instalarte en alguna de sus camas balinesas, tumbonas, hamacas al más puro estilo Ibiza Chill out…. ya que tomarte allí una cervecita sigue siendo suuuper barato para nuestros bolsillos.
Lo bueno no duró mucho porque teníamos que volver al coche para ir a Nessebar pero si hay algo de lo que me arrepiento es de haber pasado un par de días en Albena y sólo unas horas en Varna. Si lo llego a saber, hubiera dedicado esos dos días a Varna sin duda. Esto fue lo malo de haber llevado el hotel atado… no more!!!
Cogemos el coche y ponemos rumbo a lo que será nuestro último destino, que además tenemos muchísimas ganas de ir: La gran ciudad de Nessebar.

“Está erigida sobre una pequeña península, y constituye una de las ciudades con mayor número de iglesias per cápita del mundo.
Llegaron a existir 42, de las que más de la mitad han sido descubiertas y conservadas por arqueólogos, aunque en la actualidad tan solo en una de ellas se practican oficios religiosos (de confesión cristiana ortodoxa).
Sus iglesias representan algunos de los mejores ejemplos de arte tanto búlgaro como bizantino.
En 1983, la Unesco incluyó Nessebar en su lista de ciudades Patrimonio de la Humanidad” Esto lo he copiado de Wikipedia

Habíamos cogido el hotel en el centro de la ciudad, dentro de la península. Fue muy guay atravesar la estrecha carretera que llega a la ciudad vieja (que está en una península) y en seguida nos enamoró.
Llegamos al Stankoff Hotel (dos noches, habitación doble con desayuno 98 euros).
El hotel, sin duda el mejor de todo nuestro tour por Bulgaria, tanto por la habitación súper grande y cómoda, por los dueños súper simpáticos, y el desayuno a la carta muy rico.
img_1285

Al estar el hotel dentro de la península era muy fácil moverse por la ciudad antigua, llena de restaurantes con mucho encanto.

img_1524
img_1282

Nessebar es una ciudad que enamora, aunque en verano está lleno de turistas, no pierde ese encanto que tiene. La mezcla de mar y su herencia bizantina la hacen un lugar especial.

Siempre con Lonely Planet (aunque de aquellas no la había en español  ) tanto los restaurantes como las visitas, todo, lo organizamos con la biblia de las guías, y no defrauda.

img_1314

Merece la pena también salir de la península y dar un paseo hasta la playa de Nessebar nuevo y paseo marítimo.

La playa es pequeña y muy normal, pero eso de poder alquilar una sombrilla y unas tumbonas prácticamente dentro del agua… es genial para descansar y relajarte.
Y como no, esos postres en Bulgaria….. fichamos una heladería para después de cenar, qué ricos, que grandes, que baratos…. y, fichamos el postre de 1kg!!!!!

img_1432

En ese momento decidimos volver al día siguiente para que Félix (mi compi de viajes y de vida) aceptara el reto de comérselo.
No me acuerdo del precio, pero para ser un postre de fruta y helados de 1kg era barato, eso sí, la dependienta tardó tiempo en creerse que sí, que era cierto que lo estábamos pidiendo, no se lo creía!! ( por lo visto no lo piden mucho…)y… si!!!! no dejó ni las raspas!! jejejeje

Por desgracia todo se acaba y teníamos que decir adiós a este maravilloso lugar que desde mi criterio es el mejor de Bulgaria.

 

Día 11 y 12 Vuelta a Sofía y vuelta a España

Qué pena dejar Nessebar…
Volvemos a Sofía por la única autovía que tenía el país, recorriéndolo de este a oeste.  Más o menos se tardan unas 4 horas.
Como teníamos que dejar el coche de alquiler en la oficina de la compañía, no pudimos parar más que lo imprescindible por el camino con lo que fue un día sin mucho interés.
Al dejar el coche de alquiler, cogimos un autobús urbano hacia el hostel donde dormiríamos la última noche.
Después de la mala experiencia en el Canapé hostel, anulé la reserva de manera gratuita con booking y cogimos el Hostel Mostel Sofía por 19 euros la habitación doble con desayuno.
Sinceramente, muuucho mejor. Es un hostel que tiene habitaciones tanto en el edificio principal como en aledaños.
Ya poco nos quedaba de ver, así que este último día en Sofía sería muy tranquilo, paseítos por el centro, comer bien y hacer las maletas para volver al día siguiente.img_1565
img_1562

 

Nosotros compartimos taxi con unos chicos que también iban al aeropuerto pero es muy barato, unos 10-12 euros con las maletas en total.

Mi viaje fue en julio de 2013 y hay mil cosas que seguro se me han olvidado, pero bueno, espero que os sirva a alguien en futuros viajes a este país que bien merece una visita!!!!

 

TOP  5

  • Que el dinero te cunde muchísimo. Nosotros 12 días a todo trapo vuelos incluidos, img_0951durmiendo en sitios guays (excepto Albena que fue carísimo y súper cutre), coche de alquiler, gasolina, comidas y bebidas a todo gas, balneario, masajes etc nos costó unos 800 euros cada uno. Que lo puedes hacer por mucho menos… SI, pero nosotros nos la gozamos mil.
  • Nessebar y su casco histórico que enamoran.
  • Monasterio de Shipka y la emoción de descubrir un lugar que no estaba para nada en nuestra mente.
  • Monasterio de Rila y su entorno mágico.
  • Las rutas en coche y lo bien que nos lo pasamos
    (incluida una multa que nos pusieron – y que luego resultó que no pagábamos por ser guiris- unos polis que creíamos que eran falsos y que consiguieron que el seguro del coche volara campo a través haciendo parar toda la circulación de coches que había allí).

 

 

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR