Pekin

Etapa anterior: 

 

Día 13  llegada a Pekín.

 Hoy empezamos nuestra última etapa del viaje y para ello volvemos a la Pingyao Old Station para coger un tren que nos llevará a la ansiada meta, Pekín!!!! Yo soy una súper friki de Pekín Express y ya que nunca me han querido coger para participar (si, lo confieso, me apunté en dos ocasiones a los castings jaja) pues decidí que si o si tenía que llegar yo allí, a la meta, para concluir esta aventura.

A las 8:42 cogíamos el tren y 4 horas más tarde llegábamos, en esta ocasión también en tren bala a Pekín.

Para ir al hostel (161 Wangfujing Hostel) cogimos un taxi por 28 yuanes y dadas las horas y el cansancio nos comimos unos sándwiches en la cafetería que tienen. Hay poca variedad pero está muy bien de precio y la calidad de la comida está muy bien, sobre todo los desayunos… esos croissant a la plancha calentitos…. Como lo echaba de menos…

Al lío, la idea era dar un paseo por la Plaza de Tiananmen y poco más ya que a las 19:00h tenía hecha una reserva en el Da Dong para cenar pato laqueado, el que dicen que es el mejor de Pekín.

El Hostel está ubicado en el Lishi Hutong en una zona que no está mal situada respecto al centro  (40 minutos andando a la plaza de Tiananmen), y para estar hablando de una ciudad de 20 millones de habitantes no está nada mal aunque decidimos, como no, coger un taxi hasta allí.

dsc02156 La Plaza de Tiananmen es la plaza pública más grande del mundo, se construyó en 1949 como símbolo de la nueva China de Mao y ha sido testigo de innumerables momentos históricos en pro de la revolución China. En su cara norte se encuentra la puerta de la Paz Celestial, quizás la imagen más famosa de Pekín con el retrato de Mao Zedong presidiendo la entrada a la Ciudad Prohibida.

img_8917

Por un lado resulta gratificante llegar ahí, estábamos en el corazón de China, y la foto con el retrato de Mao en la puerta de la Paz Celestial era obligadísima pero por otro lado si piensas todos los crímenes que se cometieron en esa plaza y en su nombre te dan ganas de tirarle un bote de pintura a su retrato peeeeero ese bote nunca llegará a su destino ya que tendrías 1000 guardias en cuestión de segundos a tu lado ya que la plaza está custodiada por el ejército y tienes que pasar por controles de seguridad para acceder a ella así que olvídate del bote de pintura o de una pancarta que ponga Free Tíbet porque te arrestarán en menos que cante un gallo.

Cuando quisimos darnos cuenta era hora de coger un taxi hacia el restaurante al cual llegamos tarde porque era imposible parar a ninguno por esa zona. Finalmente alejándonos un poco conseguimos uno que nos llevó al Da Dong Roast  Duck Restaurant famoso por su pato laqueado y su cocina fusión.
La reserva me la hizo por teléfono la amiga de una amiga que es china y vive en Shanghái, y la razón es que la página web está en chino y por comentarios en TripAdvisor no quería llegar y hacer una cola de infarto o quedarme sin mesa ya que decían que estaba siempre lleno (nosotros eso no lo vivimos). Por qué tanta prisa? Porque celebrábamos que hacía un año nos habíamos casado y ya de permitirnos un lujo que fuera ese día y en ese lugar.dsc02162

El restaurante es muy bonito y se puede ver a través de una cristalera como asan el pato mientras esperas y te tomas un zumito de cortesía que te pueden rellenar las veces que quieras.

La carta es gigante y aunque la miramos un poco estaba claro, queríamos el famoso pato laqueado aunque también pedimos un entrante y unos postres.

img_8934

El pato lo corta un señor como si fuera un jamón, más o menos el mismo sistema, eso sí, te lo ponen muy bonito en el plato. El pato va acompañado de una especia de bandeja con salsas y frutas y verduras cortadas en juliana para que te hagas una especie de fajita con todo ello con unas tortitas que te dan. El pato estaba bueno, claro que sí, aunque no puedo comparar porque era la primera vez que lo probaba pero tengo que decir que con unas patatitas panaderas hubiera estado para chuparse los dedos jeje.

img_8937

Fue una gran experiencia, aunque un poco cara, pero bueno, un día es un día.

Pato laqueado, entrante de champiñones, dos postres minimalistas y un par de cervezas hacen un total de 420 yuanes.

Había sido un día muy largo así que taxi (13 yuanes) y al hostel a dormir que al día siguiente nos esperaba un día muy muy duro en la Ciudad Prohibida.

 

Día 14  Ciudad Prohibida, más paseos y Templo de los Lamas.

Hoy tocaba uno de los platos fuertes del viaje, la Ciudad Prohibida y queríamos estar lo más pronto posible en las taquillas pero como siempre,  nos cuesta muchísimo madrugar ya que con las pateadas que nos pegamos todos los días (según la app de salud del Iphone hacíamos unos 15-20km diarios andando) era imposible levantarnos antes de las 8 de la mañana.

Desayunamos en el hostel por 40 yuanes los dos (que para ser China es bastante barato que se trataba de bollería rica y una taza de leche con cacao o café). A las 9:30 de la mañana aproximadamente llegábamos a las taquillas de la Ciudad Prohibida donde no había cola (por lo visto todos los chinos habían llegado antes). La entrada cuesta 60 yuanes por persona  y 40 yuanes cada audio guía disponible también en español (audio guías que en muchas ocasiones se equivocaban y te contaban la historia de otro pabellón pero bueno, esto es bastante habitual con el tema audio guía en China).

dsc02187

La Ciudad Prohibida fue el palacio imperial chino desde la dinastía Ming hasta el final de la dinastía Qing. Se encuentra en el centro de Pekín, China, y en la actualidad alberga el Museo del Palacio. Durante casi 500 años fue el hogar de los emperadores de China y su corte, así como centro ceremonial y político del Gobierno chino. 

dsc02195

Construido entre 1406 y 1420, el complejo alberga 980 edificios y ocupa 720 000 m². El conjunto ejemplifica la arquitectura palacial tradicional de China y ha influido en el desarrollo cultural y arquitectónico de Asia oriental y otras partes del mundo, por lo que la Ciudad Prohibida fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1987. Además, está considerado por la Unesco como el mayor conjunto de estructuras antiguas de madera en el mundo” Copiado de Wikipedia 

img_8966 

Para visitarlo bien necesitas al menos 3 horas ya que es una auténtica ciudad, con sus jardines, sus calles, sus palacios y pabellones.dsc02291

Impresiona y mucho pero por desgracia para nosotros fue el lugar donde más agobio sufrimos por parte de las hordas de turistas chinos. Se hacía difícil caminar en muchas estancias y lugares como el Jardín de la Paz Imperial perdían todo su significado para nosotros.

Había estancias tan abarrotadas de chinos que era imposible asomarse a ver que había ya que lo más seguro era que te llevases más de un empujón con sus paraguas o palos selfie.

La zona del muro de los Nueve Dragones en el Palacio de la Longevidad Tranquila era uno de los sitios donde menos gente había ya que tienes que pagar una entrada extra pero merece mucho la pena.

img_8968

Dentro de la Ciudad Prohibida es muy habitual ver chinos con sus maletas trolley o durmiendo y comiendo en cualquier sitio y si es posible impedir con ello el paso al resto de personas mejor que mejor.

dsc02310

Un ejemplo claro es cuando un chino quería pasar por una puerta muy bajita y estrecha con su paraguas abierto, paraguas que no cabía de ancho pero aun así no le importó entrar a presión por la puerta impidiendo que el resto de gente pudiera entrar o salir y formando un embudo en el que sin querer nos vimos implicados y del que costó salir un buen rato. A todo esto tú estás sudando como un perro, intentas sacar la cabeza para buscar un poco de aire y mientras te cagas en el chino, su paraguas y todos los que deciden empujar tanto en una dirección como en la otra (ya que no se les ocurre apartarse para que los que estamos ahí colapsados podamos salir), mientras tu intentas sobrevivir, los chinos se descojonan…  y las 3-4 horas que pasamos en la Ciudad Prohibida discurrieron un poco de la misma manera.
dsc02308

Cuando veías un sitio tranquilo, inmediatamente una excursión de chinos te veía y decidía seguirte para no tuvieras paz, si estabas leyendo la guía de viajes sentada en el suelo y de repente veías una zona con bancos y tú te levantabas para ir a sentarte allí, entonces unos chinos te veían tus intenciones y corrían para llegar ellos antes que tú, cuando querías hacer una foto a algo chulo y parecía despejado en el momento de dar al botón de la cámara justo se asomaba alguien para salir en primer plano, y después otro y luego otro hasta que de manera resignada llegabas a la conclusión de que nunca jamás podrás hacer una foto a eso tan chuli y que lo mejor que puedes hacer es seguir con la visita y desear que acabe pronto!!! Jajajja

dsc02326

Puede sonar un poco… pero esta gente realmente disfrutó de la experiencia???  NO, la respuesta es no, simplemente por el agobio que teníamos pero si es cierto que nos reímos también muchísimo de las situaciones que nos íbamos encontrando y ahora desde la lejanía y la comodidad de mi casa puedo decir que fue una gran experiencia, igual no la que yo buscaba pero igualmente lo fue.

Aquí os dejo un par de vídeos donde se puede ver un poco el agobio de gente (perdonad por el cambio de orientación de los vídeos pero no me di cuenta cuando estaba grabando. Al principio sale de lado y luego ya bien).

Cuando salimos de la Ciudad Prohibida la idea era subir al Jinshan que según dicen tiene unas vistas muy buenas pero estábamos agotados y necesitábamos descansar un poco en un sitio tranquilo y comer algo así que cogimos un taxi hacia Hutong Pizza, un lugar que recomendaba Lonely Planet y fue un gran acierto porque aparte de que ponen unas pizzas muy ricas que la verdad nos supieron a gloria se trata de un local

súper tranquilo escondido en Yindingqiao Hutong muy cerca de la torre de la campana y del tambor, zona que queríamos pasear por la tarde para al final llegar al Templo de los Lamas. La comida nos salió por 174 yuanes.

img_9074

Con las energías a tope nos dispusimos a pasear con total tranquilidad y la verdad que lo disfrutamos muchísimo porque no es una zona por donde van los turistas chinos y era súper agradable ver la vida local de esa zona con sus tiendas de mascotas por todos los lados y locales súper curiosos.

Llegar al templo de los Lamas no nos costó nada (está justo al lado del templo de Confucio al que no nos dio tiempo a entrar). La entrada cuesta 25 yuanes por persona.

img_8994

img_9009Tuvimos la suerte que casi no tenía visitantes en ese momento y disfrutamos muchísimo viendo como la gente hacía sus liturgias y reverencias a Buda envueltos en u n aura de humo e incienso. Es el templo Budista más importante de Pekín y de visita totalmente obligada por su belleza y su espiritualidad.

Una de las cosas más impresionantes que puedes ver es una estatua de 18 metros del dios Maitreya, el buda del futuro hecho a partir de una única pieza de madera de sándalo policromada en oro.
Antes de llegar al hostel pasamos por un supermercado a comprar condimentos y comidas para traer a España. Lo más sonado fue cuando nos desapareció nuestro carro de la compra lleno de cosas que habíamos metidos ya. Llegados a ese punto estaba segura de que a algún chino le había parecido buena idea cogerlo para su uso personal y así fue. Reconozco que igual me pasé un poco pero no daba crédito a lo que estaba pasando. Había un chino que quería llevarse no sé cuántas sandías y decidió que era mejor coger el carro de otra persona lleno de cosas que bajar a la planta baja a por uno vacío. Así que fui hacia él un poco borde y le quité todas sus sandías y me llevé mi carro no sin antes decirle bien clarito en un perfecto español que ese carro era mío y no suyo!!! Jajajaja, yo creo que el chino flipó bastante pero es que me salió del alma!!! Jajaja

img_9089

¿A que tu madre siempre te ha dicho que no saques el pollo de la nevera hasta que no lo vayas a cocinar eh?

De camino al hostel nos encontramos con un grupillo de gente bailando en la calle ya de noche. Es muy habitual verlos en muchas plazas de Pekin.

Cenamos en un restaurante en frente de nuestro hostel y a la cama.

Día 15  Gran Muralla China. Trekking de Jinshaling a Simatai.

Hoy era el día más esperado y a las 6:00 de la mañana nos habían citado para hacer el trekking de la muralla china entre Jinshaling y Simatai.

Si queréis saber cómo llegar y cómo lo organizamos pinchad en el siguiente link:

 

Después de un día increíble conociendo la Muralla China nos dimos una buena ducha, nos tomamos una ración de patatas y unas cervezas en la cafetería del hostel y nos fuimos a buscar a Vero y Dani a su hotel para ir al mercado de insectos de Donghuamen.

dsc02489

img_9244

Este es uno de los lugares de más reclamo de Pekín ya que te puedes comer desde un escorpión hasta una estrella de mar pasando por un murciélago. Es verdaderamente asqueroso ver las brochetas de toda clase de bichos pero a Félix le hacía gracia comerse algún que otro bichillo así que seleccionamos un puesto y empezó a degustar esas “exquisiteces” que en la mayoría de los casos ya estaban precocinadas pero que en el caso de los mini escorpiones estaban vivos!!!!

Aquí podéis ver unos videos de cómo se come Félix una brocheta de mini escorpiones, otra de saltamontes y otra de un escorpión más grande. Os puede hacer gracia o como a mi darme asquete jeje.

 

 

 

Tanto Vero y Dani como yo pasamos de probarlo así que decidimos mirar en Tripadvisor y buscar un sitio para cenar. Taxi por 10 yuanes y a la cama, había sido un día realmente duro jeje.

 

Día 16  Templo del Cielo y zoo de Pekín.

Como ya era una costumbre, lo primero era desayunar el rico desayuno del hostel  y ya posteriormente de nuevo en ruta. Hoy tocaba el que dicen es el templo más bonito de todo Pekín, el Templo del Cielo. Llegamos en taxi el cual nos costó 28 yuanes y entrar vale 40 yuanes por persona entrar y 40 yuanes la audio guía.

img_9349
Se construyó en el año 1420 y fue utilizado por la dinastía Ming y Quing para adorar a las cosechas y dar gracias por el fruto obtenido. Lo más espectacular es el salón de la oración por las buenas cosechas aunque está compuesto por varios templos a su vez muy interesantes como el altar circular pero como ya es habitual en los templos en Pekín, se hacía difícil disfrutar de ellos gracias a las hordas de turistas chinos.

dsc02571

Una de las cosas más interesantes es el muro del eco que fue imposible probar ya que había muchísima gente gritando y obviamente no se oían ecos, solo gritos y más gritos.

img_9318

Me pareció un lugar precioso y de obligada visita aunque nosotros nos agobiamos bastante por la gente y por el calor. El cansancio de estos días estaba empezando a hacer mella en nosotros y cada vez éramos menos tolerantes con los empujones, pisotones y escupitajos
chinos.img_9320

A la salida del templo del cielo está el mercado de las perlas, un centro comercial donde en su mayoría de plantas se venden pues eso, perlas. Dicen que a medida que subes pisos las perlas son mejores. En la planta baja hay puestos de souvenirs (no compréis, es más barato en el mercado de la seda, nosotros lo comprobamos en persona jeje) y en la azotea hay una terraza donde puedes ver el Templo del Cielo.

En el mismo mercado de las perlas hay restaurantes y nosotros necesitábamos a gritos un pizza hut jejeje

Una de las cosas que me hubiera gustado visitar en China era la reserva de Pandas en Chengdú pero como no pudimos ir estuve investigando y decían que el zoo de Pekín era un lugar muy bueno para ver pandas…. Pues nada, taxi hasta allí y por 45 yuanes llegamos ya que está bastante apartado.

No soy amiga de los zoos, me da mucha pena verlos en esas condiciones pero lo ponían tan bien que el ansia de ver pandas podía con nosotros. Pagamos los 19 yuanes que costaba la entrada con el pase a los pandas y…. no pudo ser más decepcionante.

dsc02597

Se suponía que los animales que mejor vivían en ese zoo eran los osos pandas y casi se me saltan las lágrimas de verlos en las condiciones en las que vivían, con mil chinos haciéndoles fotos con flash (aunque había cientos de carteles donde indicaba que no se podía).  Pero lo que quedaba de zoo era aún más lamentable…. Un oso polar en una mini sala con una piscina de agua sucia con un bidón de cerveza flotando incluido, los rinocerontes  en salas sin luz natural que eran poco más grandes que ellos, una manada de lobos en un habitáculo diminuto… había muchos animales que sólo movían la cabeza como si estuvieran esquizofrénicos o que se dedicaban a dar vueltas sobre sí mismos…. A todo esto los niños chinos y sus padres dándoles envoltorios de papel a los monos los cuales intentaban comerse…. Decidimos irnos porque era una situación totalmente desagradable y cada vez que me acierto de verdad que me pongo mala.
En este punto os voy a mostrar un par de anécdotas que os encontraréis también en China. Una de ellas es que veréis que los niños pequeños no llevan pañales sino la costura del pantaloncito abierta… aquí dejad volad la imaginación y seguramente acertareis el porqué… dsc02598

y la otra es que la mayoría de las puertas que hay en monumentos, tiendas, sitios de interés etc parece que son como las de los mataderos. Nosotros las vimos incluso en la ciudad prohibida y la verdad da un poco de grimilla pero llegados a este punto en China ya te vas acostumbrando a este tipo de cosas.

dsc02591

 

Volvimos al hostel y decidimos cenar una ensaladita fresca  en la cafetería, estábamos ya un poco hartos ya de la comida china y necesitábamos ya algo fresco. Salimos a dar un paseo y nos encontramos con un salón de masajes donde Félix se hizo el famoso cupping que puso de moda este verano en los juegos olímpicos Michael Phelps.

Queréis ver un vídeo de como se hace?? Aquí lo tenéis. Por cierto, le costó 45 yuanes.

 

 

Día 17  Palacio de Verano y mercado de la seda.

Después de un buen desayuno enfrentábamos nuestro último día en China con muchas ganas porque hoy íbamos a visitar el Palacio de Verano. dsc02680

Se llega muy bien en metro ya que al estar a las afueras de Pekín en taxi supondría una clavada. La entrada cuesta 60 yuanes y la audio guía 40 yuanes. Cuando sales del metro hay unos carros que por un precio convenido te llevan a la puerta del Palacio pero andando tardas menos de 10 minutos así que a no ser que te haga mucha ilusión no merece la pena.dsc02717

El Palacio de Verano es un parque que contiene varias construcciones aunque el Palacio original se destruyó durante la segunda guerra del Opio. Se construyó para el disfrute del emperador y de su
familia como un lugar de recreo fuera de la capital y hoy día es un lugar muy transitado por los pekineses y turistas. Es un lug
ar precioso y como no está lleno hasta la bandera de gente. dsc02695

El gran corredor, el barco de mármol o la colina de la longevidad donde se encuentra un templo de Buda aunque a mí lo que más me gustó fue un templo de estilo tibetano en lo alto de la colina.

dsc02731

dsc02737

Las vistas del lago son muy bonitas con sus lotos flotando y es habitual ver señores con maxi pinceles
pintando caligrafía china en los suelos usando agua como tinta, lo cual es muy bonito ya que ves cómo va creando las letras y como el calor va poco a poco evaporando el texto aunque era difícil poder disfrutarlo bien ya que los turistas chinos no hacían más que pisarle al pobre hombre su bonita creación cosa que me creaba una gran indignación, el artista pintando con todo su cariño y la gente pasando por encima de su obra sin ningún tipo de contemplación, el pobre se enfadaba, cómo no!!!!
dsc02670

Para almorzar nos comimos unos bocatas que había encargado en la cafetería del hostel los cuales son supieron a teta y cogimos el metro de vuelta a la ciudad para ir a visitar el mercado de la seda aunque antes pasamos por un restaurante que recomendaba lonely planet que se llama 4corners y que está en un hutong precioso cerca de la torre del tambor y la campana, lugar en el que ya habíamos estado cuando fuimos al hutong pizza a comer. Es un restaurante de comida Thai y vietnamita riquísimo!!! Un poco caro pero buenísimo.

dsc02747

El mercado de la seda es un centro comercial lleno de tiendas de imitación y souvenirs. Es un buen lugar para regatear y las prendas de imitación no son malas. Nosotros compramos una mochila The North Face por 80 yuanes aunque te pueden llegar a pedir 1000 yuanes por ello de primeras, así que nada, si quieres comprar algo a regatear aunque a la primera te van a bajar ya de los 1000 a los 200 yuanes pero sed tenaces y exprimir al máximo aunque siempre ellos saldrán ganando, eso no lo dudéis en ningún momento.

Nos volvimos al hostel ya que había que preparar las maletas para el viaje de vuelta y aprovechamos para en recepción que nos llamaran un taxi a las 4:00 de la mañana del día siguiente ya que nuestro vuelo salía a las 6:45h.

 

Día 18  Vuelo de vuelta a España.

A mi estos madrugones me matan!!!  Jejeje. Nos vestimos, cogimos las maletas y ya estaba el taxi esperándonos. Tardamos media hora justa ya que no había nada de circulación y nos costó 120 yuanes. El vuelo era con la compañía Swiss Air aunque operado con Lufthansa y no tuvo ningún tipo de complicación, excepto un cambio de presión donde el avión pegó un vote en el que nos asustamos un poco. Escala en Zurich de apenas una hora y a las 14:50 del mismo día aterrizábamos en Madrid.

Estábamos agotados, había sido una paliza de viaje y teníamos mucho cansancio acumulado pero habíamos conseguido y con creces hacer China por nuestra cuenta y eso es algo de lo que estoy súper contenta. Con sus pros, con sus contras este viaje no lo olvidaré y lo más importante es que me ha enseñado muchísimas cosas, de mí y del mundo, como siempre viajar es lo que más me enriquece y me  HACE FELIZ.

Siguiente etapa: 

 

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies