BRATISLAVA

BRATISLAVA

Capital de la República Eslovaca. Turísticamente eclipsada por sus hermanas europeas, más llamativas que ella. No deja de ser una bonita ciudad, con mucho encanto y mucha historia debido a todos los acontecimientos ocurridos en ella.

Aquí te dejo la ruta que hice y los que creo son los sitios que no te puedes perder.

Ìndice;

–          Preparativos

–          Día 1: Madrid- Bratislava

–          Día 2: Bratislava

–          Día 3: Bratislava- Castillo de Trencín – Castillo de Bojnice – Cicmany- Martin

–          Día 4: Martín – Tvrdosín – Lestiny – Vlkolinec – Kezmaroc

–          Día 5: Kezmaroc- Hervartov- Ladomirová – Bodruzal – Ruská Bystrá – Kosice

–          Día 6: Kosice- Levoca- Hronsek- Banská Stiavnica- Piestany

–          Día 7: Bratislava

–          Día 8: Balneario Piestany- Madrid

–          Consejos

Preparativos:

  • Compra de vuelos (129 €)
  • Alquiler de coche 5 días (67€)
  • Reserva de las dos noches en Bratislava: hostal en habitación compartida: 30 €
  • Seguro Sanitario Europeo

 Día 1: Madrid- Bratislava

Comí en Madrid, el vuelo salía a las 17 hs y a las 15,30 ya estaba en el aeropuerto.  Control de seguridad y puntual el avión estaba despegando. Tres horas más tarde aterrizábamos en Bratislava.

El aeropuerto es muy moderno, nada más salir se busca la parada de buses. El que te lleva directo a la estación de trenes del centro de Bratislava es el número 61. El ticket se debe comprar antes de entrar en el bus en las máquinas expendedoras. Ticket de 60 min (1,20€).  La parada de la estación es la última, tarda unos 40 minutos. Si lo que quieres es ir a la zona antigua, con el mismo ticket se puede coger el tranvía 1, que te deja al lado.

Llegué al hostal, por cierto, 100 % recomendable, nunca he visto uno tan limpio, tan céntrico  y con tanta clase; Hostal Folks. Hice el check in y salí a dar una vuelta por la zona antigua. Estaba todo cerrado y acabé cenando en el Mc Donalds.

 

Día 2: Bratislava

Aquí amanece muy pronto, a las 5 ya había muchísima luz. Me levanté a las 8, busqué una bonita terraza en el centro para desayunar y…a conocer Bratislav

Lo primero, tomar contacto con la ciudad, paseo por la zona centro: puerta de San Miguel (entrada 4,50€), catedral de Santa Martina…ciudad con un gran ambiente y animadas terrazas.

Mi primer destino fue el OVNI- UFO y el puente Nuevo: moderno puente que une las dos orillas del Danubio. En uno de sus lados presenta una especie de platillo volante de 84,6 metros de altura, al cual se puede subir por un ascensor. Desde lo alto se puede tener una gran panorámica de la ciudad. Dentro del platillo hay un bar- restaurante de lujo. Precio: 7,40 €. Horario 10-23 hs.

Siguiente parada, Castillo de Bratislava: tras una buena subida se llega al restaurado castillo, ya que sus recientes obras acabaron hace pocos años. Es un castillo muy cuadrado que contiene la historia de su restauración, pinturas y objetos relacionados con la historia de Eslovaquia, una preciosa escalinata restaurada ( blanca y dorada)… Precio 8€. Sin duda alguna, lo que más me gustó de la zona del castillo son las increíbles vistas que se tienen de las orillas del Danubio.

Visita del Castillo de Devín: a 10 kms de Bratislava se encuentran las ruinas de un castillo habitado desde el neolítico. Su gran localización estratégica es debido a que se encuentra en la confluencia entre el río Danubio y el Moldava, desde él se controlaba una importante vía comercial. Es un símbolo nacional, quedando a metros de la frontera con Austria.

Para llegar hasta él se debe coger el autobús número 29 en la parada que se encuentra a los pies del puente Nuevo y el Castillo, cada hora y 10 minutos sale un autobús que tarda 20 minutos (Billete 0,90€), se debe ir hasta la última parada. Para hacer la vuelta se cogen cada hora y 33 minutos.

La parada de bus se encuentra a los pies del castillo. Se debe pasar por caja (Entrada 5 €) y subir una cuesta empinada hasta la zona de las ruinas. El entrono es espectacular….naturaleza pura y dura a las orillas del Danubio y del Moldaba. Merece la pena subir a lo más alto e imaginarte cómo sería en otra época. Hay una pequeña exposición con objetos encontrados durante las excavaciones.

Tras tener una mañana de infarto, fui al centro a comer y relajarme un poco. Comí en el Slovak house, comida típica eslovaca que estaba buenísima (16€) y cafetito a los pies de la puesta de San Miguel , a la cual, si se desea también se puede subir

Dejé para el final el Slavin: monumento soviético en lo alto de una colina. Se puede subir andando por unas empinadas escaleras que comienzan en la calle Puskinova o coger el trolebús 203 en la plaza del Palacio Presidencial. Yo opté por el trolebús, hay que bajarse en la última parada: budkova y andar unos 800 metros. Es un monumento grande, imponente, muy típico de la era comunista, en honor a los soldados comunistas caídos para derrotar a los nazis. Lo mejor, como casi siempre, las vistas. La bajada la hice por las escaleras.

El resto de la tarde la dediqué a ver los monumentos relevantes que me quedaban:  edificio de la radio (pirámide invertida), la Iglesia Azul, plaza de la ciudad antigua…me hice fotos con las innumerables estatuas típicas de la ciudad…

El día dio para mucho, por lo que me compré una especie de pastel salado en un puesto callejero y directa al hostal a descansar.

Imprescindibles:

  1. Puerta de San Miguel
  2. Catedral de Santa Martina
  3. OVNI
  4. Castillo de Bratislava
  5. Slavin
  6. Plaza de la ciudad Antigua
  7. Excursión al Castillo de Devín
  8. Busca las estatuas que hay por la ciudad

Tras ver la capital me decidí a alquilar un coche y hacer una ruta de 1450 kms por el país:

Día 7: Bratislava

El séptimo día regresé hasta el aeropuerto a devolver el coche…momento en el que me suelo poner nerviosa por si te ponen algún tipo de pega y sin embargo, esta vez la devolución fue meter las llaves y la documentación del coche en un buzón (como cuando devolvías las pelis al videoclub). De nuevo bus 61 hasta la estación de tren de Bratislava y a dejar la mochila en el hostal (Hostel Bratislava by Freddie, 11,70€ habitación compartida, buena relación calidad precio). El resto del día lo he dedicado a disfrutar tranquilamente de la ciudad, hacer alguna compra y a comer muuuucho helado. No os podéis perder la típica heladería Luculus, está en la misma plaza del Teatro Nacional….lo reconoceréis por la cola de gente esperando a comprar un helado.

También estuve buscando tres de las estatuas más importantes de Bratislava: El hombre trabajando, el señor del sombrero y Napoleón en el banco ( están todas muy cerca).

 

Día 8: Balneario Piestany- Madrid

A las 8 arriba, dejé la maleta en la consigna de la estación de tren ( hay cajas metálicas con diferentes tamaños por 1,2 y 3€, la mochila cabía perfectamente en ela de 1€). Saqué el billete(4,30€) a las 9,55 hacia Piestany, por lo que aproveché para desayunar en la estación.

A las 9,55 salía el tren, el billete no estaba numerado y fue lioso encontrar un asiento libre. Tras una hora de viaje llegábamos a Piestany. Al salir de la estación de tren a la derecha se encuentra la parada de los buses urbanos, el número 1 y el 11 te dejan directamente en la zona de Balnearios (Parada Kúp. Ostrov, Balnea Grand, precio 0,50€)

En la Isla se encuentran los 4 balnearios principales: Irma Health Spa, Napoleon Health Spa, Pro Patria Health Spa y Balnea Health Spa. En todos ellos te ofrecen miles de tratamientos, pero yo quería entrar en la famosa cúpula con suelo de barro y en la Mirror pool, eso se encuentra en el Irma Health Spa.

El Irma Health Spa se encuentra a pocos metros de la parada del bus, al entrar a la derecha se encuentra la Información y gestión de tratamientos. Hay muchos tratamientos que uno se puedo realizar, si quieres información entra en su página: www.danubiushotels.com

Yo tenía claro que quería el pack: Mud pool + Mirror pool + Dry Wrap = 15 €

En la entrada te toman los datos, pagas y firmas un papel que dice que no padeces ningún problema de salud que contraindique el tratamiento. Hora de mi tratamiento: 12,15 hs.

A esa hora, te llaman y te llevan a un lujoso vestuarios donde te hacen desnudarte entera y te dan una sábana para que te tapes en los trayectos….si, si, lo que has oído, todo el proceso es en desnudo integral.

1.      Mirror pool: la verdad que yo no encontré el espejo por ningún sitio. Es una piscina cuadrada, dividida en dos por una bonita mampara de colores (hombres vs mujeres). Temperatura del agua: 39 grados. Duración: 10 minutos.

* Foto de su página web. Dentro está prohibido grabar o hacer fotos.

2.      Mud pool: cúpula impresionante con una piscina debajo redonda, decorada con preciosas vidrieras. Lo peculiar de esta piscina es que el fondo está cubierto de barro con supuestas propiedades medicinales. Tienes 10 minutos para embadurnarte el cuerpo y la cara las veces que quieras.

3.      Dry wrap: tras los barros te das una ducha de agua fría y te meten en una especie de saco formado por sábanas blancas y gruesas mantas, a oscuras y con música relajante durante 15-20 minutos.

Entre una y otra actividad te ofrecen agua. Tras acabar las tres vuelves al lujoso vestuario y tienes todo el tiempo del mundo para ducharte.

¿Qué cosas hay que llevar? Chanclas y peine. Durante el tratamiento no se puede llevar nada, móvil incluido.

Relación calidad precio muy buena. Es una buena opción si te sobra un día en Bratislava y no sabes qué hacer.

A las 14,04 cogía el bus 1 hasta la estación de tren, allí aproveché a comer en un puesto callejero. A las 15,30 salía el tren hacia Bratislava, desde allí bus 61 hasta el aeropuerto…y ahora aquí estoy, esperando a que se pase el tiempo para coger el avión hasta Madrid, que sale a las 20 hs.

Consejos:

–          Si te faltan por descubrir otras grandes capitales europeas…céntrate en ellas y no visites Bratislava. Siento ser tan sincera, pero es una capital europea de segunda.

–          En un día se ve lo más importante de Bratislava.

–          Si decides hacer una ruta, imprescindible alquilar coche, los trasportes no comunican bien las cosas turísticas. Ten en cuenta que sólo están preparados para el turismo nacional, que van en coche propio.

–          Las rutas guiadas por los castillos son SOLO en eslovaco. Yo entraría sólo en uno, que me tiene enamorada: Castillo de Bojnice.

–          Las iglesias de madera son un mundo, cada una funciona de una forma. Por una lado se debe tener suerte de coincidir con un grupo o que la estén limpiando para encontrarla abierta. Por otra parte, si preguntas en el pueblo (mímica: cómo si estuvieras abriendo una puerta), rápido te señalan una casa…es la casa de la persona encargada de tener la llave. Rápidamente te abren sin problema. Son pequeñitas, pero por dentro son toda una maravilla.

–          Cuidado con el estado de las carreteras. Las principales son nuevas y están en un estado envidiable. Las secundarias dejan bastante que desear.

–          Cuidado con los radars de velocidad. En ciudad/ pueblo es a 50 kms/h y son muy estrictos. A mi me multaron con un radar móvil: iba a 62 km/h en una zona de 50 km/h. Multa 10 €.

 

 

 

You Might Also Like

1 Comment

  • Reply
    Caracol Viajero
    23 Junio, 2017 at 1:48 pm

    ¡Hola Sandra!
    Gracias por la info, pensaba en 5 días y con tu recomendación de que Bratislava es de segunda, entonces no pasa nada si aterrizo y voy a ver el resto directamente jijij
    Un saludoo!

  • Leave a Reply

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR