ACRE, HAIFA y CESAREA

ACRE- HAIFA- CESAREA

Acre
Despertamos en Tiberiades, tras 45 minutos en carreta llegamos a Acre, una ciudad costera que nos ha encantado!!!! El casco antiguo tiene ese encanto musulmán que no habíamos encontrado durante el viaje y pensábamos que no lo íbamos a encontrar tan en estado puro en un país judío.
Aparcamos el coche muy cerca de la muralla de la ciudad vieja y a patear por la ciudad antigua:
1. Mezquita de Al – Jazzar: busca la gran cúpula verde con sus minaretes y la encontrarás.
2. Zoco: me encanta pasear por los zocos, disfrutar de los olores, de los colores, del bullicio. Me encanta pasear y escuchar la llamada a la oración….disfrutamos muchísimo con la ruta.
3. Zona del Puerto:

 

 

 

 

Es la parte más restaurada de la ciudad, con un puerto para los antiguos barcos de pescadores. En la zona podrás ver la Torre del Reloj y el Khan Al-Umdan, antiguo caravasar hoy en ruinas. Si cotilleas por la puerta podrás atisbar su gran patio. Está pendiente de una reforma, para convertirlo en hotel, pero no llega. Las vistas desde la zona del faro no te las puedes perder.
4. Túnel de los Templarios (entrada 15 ILS): conducto subterráneo de 350 metros, que unía su fortaleza con el puerto. Totalmente prescindible.

Haifa
Tras 25 minutos de ruta, aparcamos a los pies de los Jardines Bahaíes y del Santuario de Bab, son mucho más espectaculares de lejos que una vez dentro, porque no se parecía su grandeza. Tras subir 19 terrazas de estilo clásico se llega a la cúpula dorada del Santuario.
Dimos un paseo por los jardines, la entrada a los jardines fue gratuita pero limitada (era viernes a medio día, se acercaba el Shabat) . Hicimos unas fotos y tiramos millas al siguiente destino.

Cesarea
Fue la gran decepción del viaje, esperábamos encontrarnos las ruinas de una ciudad romana, dignas del esplendor de la ápoca que vivió. En cambio, nos encontramos modernas tiendas y restaurantes, rodeando las pocas ruinas que quedan del enclave romano. Era sábado y la entrada era libre y el teatro romano sólo se podía ver de lejos. La entrada cuesta 39 ILS. La visita es sin duda prescindible.
El resto de Cesarea, es una moderna y exclusiva zona de chalets, donde tienen el único campo de golf de todo Israel.

Cerca, bien señalizado se encuentra el acueducto a la orilla de la playa, es gratuito y merece la pena acercarse.
Ese día nos costó encontrar alojamiento, decidimos quedarnos en Tel Aviv porque tenía más oferta y estaba cerca del aeropuerto, al día siguiente teníamos que devolver pronto el coche. Por internet cogimos el Momo´s Hostel por 63 € la noche (muy céntrico e ideal para pasar una noche). Era viernes por la noche y no encontramos casi sitios para cenar, acabamos comiendo una patata asada rellena. Pasamos la tarde en un chiringuito de playa tomando unas cervezas y fumando una sisha mientras veíamos atardecer. (122ILS).
Al día siguiente devolvimos el coche a tiempo, todo sin problemas, y fuimos hasta Jerusalén:

Si quieres saber los preparativos, nuestros consejos, nuestra ruta…. Pincha en el enlace:

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies