Mi primer viaje en avión con bebé

Cuando estaba embarazada pensaba en muchas cosas, todas ellas respecto a cómo iba a ser mi vida cuando llegara Max. Sabes que tu vida va a cambiar pero solo lo imaginas, y yo me imaginaba como sería viajar teniendo al pequeño con nosotros.

La verdad es que pensaba que todo sería mas complicado, que me pasaría noches desvelada sin poder dormir, que no podría salir de casa sin el bebé ni un solo minuto y la verdad es que eso es lo que me contaron, pero mi realidad es que aunque mi vida ha cambiado no ha sido un cambio tan radical como te dicen. En mi máxima de “querer es poder” creo que ha influido bastante que Max es un niño muy bueno, que duerme genial, que suele llorar cuando tiene hambre y 4 cosillas más de fácil solución y quizá por ello viajar con el también ha sido fácil, y si tiene algún día o rato malo pues se para, nos relajamos y continuamos, al fin y al cabo a los adultos también nos pasa ¿no?

Ahora mismo estamos en Tenerife y con 2 meses y medio este ha sido el primer viaje de Max. Queríamos probar cómo sería un viaje en avión con el. Desde Madrid es un vuelo de 2 horas y media, y queríamos también saber cómo se portaría al estar todo el día fuera de casa, una especie de calentamiento para futuros viajes y la experiencia está siendo muy muy positiva, vaya subidón!!!

Una de las cosas que me asustaba era el tema del aeropuerto, qué pasa con su comida a la hora de pasar el control de seguridad (Max toma biberón), si podemos llevar el carro y cómo (hay que facturarlo o lo podemos llevar al avión) etc.

Lo primero que hay que hacer si o si cuando viajas con un bebé o niño y llevas sillita o carrito es acercarte al mostrador de facturación, aunque hayas realizado la facturación on line, ¿por qué? Porque puedes decidir si quieres facturarlo gratis o llevarlo hasta la puerta del avión donde te lo recogen (ruedas plegadas y capazo a parte) para luego devolvértelo o bien otra vez en la puerta de destino o en la cinta de equipajes (equipajes especiales). En la ventanilla de facturación le pondrán a cada pieza del carro una pegatina igual que la de tus maletas para que pueda llegar a destino, por eso es tan importante ir a facturación.

Una vez que has facturado vamos a hacer lo de siempre, pasar por el control de seguridad. En el aeropuerto de Madrid tienen una fila especial para las familias y para personas con movilidad reducida (En el aeropuerto de Barcelona es igual y muchos otros tienen una fila con prioridad para ello aunque no exclusivo como Tenerife Norte). Es ideal porque todo este proceso lo haces con más calma, además a parte de poner en bandejas lo típico de siempre como móviles, cinturones, cartera, relojes, etc… también hay que sacar la comida (si llevas) del bebé, como pueden ser potitos, zumos o en mi caso, agua caliente en termos para la leche en polvo. Este era un tema que me aterraba porque no sabía si me quitarían los termos pero como en este caso es para almacenar la comida del bebe no pasa nada, lo pones en las bandejas, pasa el escáner y listo. El carro hay que plegarlo y ponerlo también en la cinta del escáner. Lo último que tienes que hacer aquí es coger a tu bebe en brazos y pasar los dos juntos (pueden hacerte pasar a ti después sola).

Una vez que hemos recogido todo el berenjenal que hemos montado para pasar el control de seguridad ya es la hora de ir a la puerta de embarque (parece que no pero todo esto lleva su tiempo).

En todos los baños del aeropuerto de Madrid-Barajas hay una salida con cambiador para el bebé pero en la T2 hay una zona infantil con una sala de lactancia más grande que me ha dejado alucinada porque tiene hasta bañera para que le des un buen baño al bebe antes de viajar. La vi muy de pasada, solo cambiamos el pañal a Max pero tanto el parque como la zona de lactancia me parecido increíble con incluso sala de cunas.

Aquí tenéis el plano para que veais donde está ubicada.

A la hora de embarcar por ir con niños tienes embarque prioritario así que no te preocupes por llegar el primero y ponerte en la cola, lo tienes por derecho, y aquí es donde ya dices adiós a tu carrito del bebe (que en nuestro caso al ir en autobús hasta el avión nos recogieron el carrito antes de subir las escaleras, se lo das plegado y listo.

Una vez en el avión es acomodarte de la mejor manera que puedas. En los vuelos largos están a disposición de los bebes unas cunitas para que vayan mas cómodos y que hay que solicitar pero en este caso al ser un vuelo nacional no tenían. Yo me llevé el cojín de lactancia para llevarlo mas cómodo. Al bebé le ponen un mini cinturón de seguridad que va anclado al tuyo, véase la foto.

Max con el cinturón de seguridad en el avión

Algo importante es que en el despegue y aterrizaje el bebe esté succionando algo. A Max le encanta el chupete así que nosotros con eso no tuvimos problema y no sintió el cambio de presión, es mas, a la ida se durmió antes de despegar.

Una vez en destino lo único que hay que tener en cuenta es cómo te van a dar el carrito pero eso con preguntarlo a los chicos que te lo recogen es suficiente. Lo siguiente es ya disfrutar del destino elegido, porque con peques también se puede, se llama Slow Travel 🙂



You Might Also Like

2 Comments

  • Reply
    Maria
    21 marzo, 2019 at 7:22 pm

    Nosotros viajamos con mi hija de 18meses este verano (con carrito y por el pasillo de familias, como bien has dicho, en Barcelona existe y en Bucarest tb), y te dejan llevar una botella de agua grande!! Así q con la excusa del “bebé” (la niña ya comía mas cosas q yo! Jajaja) no tuvimos q pagar agua a precio de aeropuerto!
    Es un chollazo llevar a un bebé en el avión, sin colas para nada! Jajaja (lo malo es aguantar a la niña las horas de avión “entretenida”… Eso ya es otro cantar!)

    Muy bueno el post, y a seguir disfrutando de los “viajes a 3”!

    • Reply
      Almudena
      21 marzo, 2019 at 9:04 pm

      Jejeje es verdad lo del entretenimiento es otro cantar, nosotros este viaje hemos tenido suerte porque Max es muy peque y ha ido muy dormidito los dos viajes, a ver qué pasa cuando vaya creciendo
      Genial lo que me cuentas de Barcelona y Bucarest, lo voy a poner por si alguien lo lee y le interesa la información que lo sepan. Iré actualizando la información, de hecho en el vuelo de vuelta me pasé a ver la zona infantil de barajas y flipé, tienen hasta bañera con geles y toallas para bañar al bebé. Dios, quien fuera pequeño!!!!! Jjjj
      Muchas gracias por tu comentario y por leernos

    Leave a Reply

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies