Ruta por el Sur de Marruecos

Ruta por el sur de Marruecosma

7-16 de febrero 2014

 

UN POCO DE INFORMACIÓN ÚTIL

Capital: Rabat.

Moneda: Dirham marroquí (1 EUR – 10,70 MAD a día de hoy 22/11/2016).

Idioma: árabe clásico y bereber (como idiomas oficiales).

 

Marruecos es un país que me tiene fascinada. Esa fascinación la tenía antes de ir,  y la sigo teniendo también después de haber estado en dos ocasiones. En la primera, en abril de 2010 donde conocí la caótica y encantadora Marrakech durante 4 días y la segunda en febrero de 2014 donde hicimos una ruta que salía de Rabat, pasando por Marrakech en dirección al desierto de Merzouga. Cruzamos el Atlas, visité la magnífica Kasbah de Aït Ben Hadoo, paseamos por la garganta del Todra, nos maravillamos con el valle del Dades y dormimos una noche en las dunas de Erg Chebbi.

En este post aunque se basa en la ruta de 10 días que hice en 2016, quiero hacer un apartado para Marrakech ya que en el primer viaje visité muchas mas cosas que en este segundo y no quiero que os perdáis nada de nada!!!!

google-maps-644x362

Marruecos es un país situado en el norte de África y es bañado por aguas tanto del mar Mediterráneo como del océano Atlántico. Fue protectorado de España y de Francia pero consiguió su independencia en 1956 de ahí que en muchas zonas se hable y se entienda el español y por eso el francés es un idioma que se habla de manera popular en todo el país aunque los idiomas oficiales sean el árabe clásico y el bereber.

Su forma de gobierno es la monarquía constitucional y el islam (de mayoría sunní) es su religión mayoritaria con un 98%.

Marruecos es un país bastante seguro para el viajero, donde puedes teletransportarte en el tiempo y está a solo 2 horas de avión de Madrid.

Sus gentes son muy hospitalarias y siempre bajo mi experiencia podría decir que en las dos ocasiones que he visitado el país no he tenido ningún altercado con nadie, todo lo contrario.

Si es cierto que en las zonas mas turísticas, como la plaza de Jemaa el-Fna o a las entradas de los zocos y de las curtidurías puedes encontrarte un poco acosado por los vendedores ambulantes, las tatuadoras de henna y por los buscavidas, eso es inevitable, pero rechazando la oferta contundentemente y con una sonrisa no deberías de tener ningún problema, o al menos es lo que yo he vivido. Aprenderse un NO GRACIAS en árabe “la sukran” acompañado de una sonrisa te sacará de mas de un apuro.

Algo muy importante y que no debe de pasarse por alto es que hay que saber donde vas, para esto y para cualquier sitio. Mentalizarse un poco de las costumbres, religión, higiene etc del sitio al que vas te ayudará a disfrutar muchísimo mas de la experiencia sin ningún prejuicio.

Lo que está claro es que al final si profundizas mas en sus calles, en sus zocos y en su vida “mas allá” de esos focos calientes super turísticos, te encontrarás otro tipo de personas que te conquistarán el corazón. A veces es normal que te agobies y en muchas ocasiones ya vas con el NO en la boca en cuanto alguien se acerca a ti, yo lo he vivido, y de repente se te bajan los humos de un plumazo y te sientes fatal porque a esa persona a la que la acabas de contestar mal sin ninguna razón te ha sonreído y te ha dado las gracias de la manera mas amable posible y ves su bondaz en sus ojos, cuando tu no has hecho mas que mirarlo mal porque se acercaba a ti con un par de pañuelos en la mano contestándolo bruscamente… es ahí cuando te dan una de las lecciones mas importantes de tu vida, no prejuzgar nunca y no creerse mas que nadie solo porque tu seas el turista y el quiera ganarse la vida vendiendo un simple pañuelo.

Es por estas cosas por las que adoro viajar… volver a poner los pies en la tierra, aprender allá donde voy, es algo que necesito recordar bastante a menudo. Este viaje, nos enseñó mucho, tanto en mi primer viaje con mis amigas que iban con un poco mas de miedito que yo (Gemma y Almu) como esta vez con Félix que no venía nada convencido ya que los “moros” no le creaban mucha empatia…. pero el resultado fue para todos nosotros un fuera prejuicios y open your mind!!!! Nos tocó el corazón…

 

PREPARATIVOS

  1. Vuelos

Mi intención principal era volar ida y vuelta a Marrackech pero los precios habían subido bastante (puedes encontrar trayectos de ida y vuelta muy baratos a este destino, incluso por unos 40 euros ida y vuelta o menos si sacan buenas ofertas) así que empecé a mirar destinos cercanos y aunque mi intención era hacer una ruta hacia el desierto no me importaba empezar desde otra ciudad cercana a Marrakech y pasar un día o dos. En Ryanair había una oferta buenísima a Rabat así que no lo dudé, ya veríamos como nos desplazaríamos de una ciudad a la otra.

Los vuelos quedarían así:

Viernes 7 de febrero de 2014 Madrid-Rabat con Ryanair: 25 euros/persona. Salida a las 16:25 y llegada a las 16:50 (hora local).

Domingo 16 de febrero de 2014 Marrakech- Madrid con Ryanair: 74 euros/ persona.  Salida a las 16:55 y llegada a las 20:05 (hora local).

 

 2. Ruta

El gran objetivo era el desierto de Marruecos y pasar una noche en una jaima, y ese iba unido a otro, que era la kasbah de Aït Ben Haddou que me tenía obsesionada desde hace tiempo.

Para la parte del desierto después de mucho leer en foros me decidí a contratar a un guía local para que nos llevara en todoterreno 4×4, gente que supiera manejarse por terrenos arenosos y controlase las rutas del Dakar ya que quería adentrarme todo lo posible y yo no me atrevía a meterme por desierto en coche de alquiler. Después de mucho investigar el nombre de Hassan siempre estaba en boca de todos los foreros y decidí contactar con el. La empresa es Ramlia Camels, http://www.viajes-marruecos4x4.com/  y la persona de contacto Hassan (habla español perfectamente) y el junto con su hermano y su primo son los que hacen las rutas. Hassan y su familia son bereberes y al haber nacido en Rissani controlan perfectamente la zona de Merzouga (donde están las dunas mas impresionantes del pais), de hecho Zaid, el hermano de Hassan (y que fué nuestro guía) ha trabajado muchos años en el rallye Dakar y actualmente en carreras como la Desert Run.

Al principio me dio mucha pena cuando me enteré que Hassan no podría ser nuestro guía porque tenía muchas ganas de conocerlo pero con Zaid estuvimos muy muy agusto también.

Finalmente nos costó 360 euros por persona donde estaba incluido todo lo relacionado con el coche, el conductor, el alojamiento (que ya habíamos chequeado por internet previamente), la noche en el desierto, las cenas y los desayunos en los alojamientos. Sólo iríamos los dos en el coche así que no me pareció caro para todo lo que nos ofrecía además teníamos libertad de parar, visitar lo que quisiéramos siempre que estuviera “de camino”.

Durante las semanas anteriores al viaje pensamos en algún momento que no íbamos a poder hacerlo  ya que a Félix le operaban de la boca días antes (Le hicieron un injerto de hueso y de paladar) así que hasta casi última hora no lo decidimos y aunque el pobre al principio no estaba muy bien pudo finalmente disfrutar del viaje.

Entonces el viaje estaría formado por una primera parte que es la de Rabat que la hacemos por nuestra cuenta, así como el traslado a Marrakech en tren. Desde allí nos recogen para ir hacia el desierto donde haremos una ruta de 5 días y vuelta a Marrakech donde pasaremos los últimos días y desde donde iremos un día completo en autobus a visitar Essaouira, un pueblo pesquero con mucho encanto.

La ruta sería la siguiente:

Día 1: Madrid-Rabat

Día 2: Visitar Rabat y tren a Marrakech

Día 3: Marrakech – Atlas – ksar Ait Ben Hadoo – Ouarzazate

Día 4: Ouarzazate- Merzouga

Día 5: Merzouga, Dunas Erg Chebbi, noche en el desierto.

Día 6: Desierto-Gargantas del Todra-Valle del dades

Día 7: Vuelta a Marrakech

Día8: Marrakech

Día 9: Essauira

Día 10: Últimos recados y vuelta a casa.

sin-titulo-1

 

 3. Documentación.

Para visitar Marruecos lo único que necesitas es tener tu pasaporte en regla y como siempre que no te vaya a caducar en los próximos 6 meses. No se necesita visado para entrar al país siendo español.

 

             4. Salud.

Contratar un buen seguro de viajes es fundamental. Yo como siempre contraté mi seguro con Iati.

Ninguna vacuna es necesaria para visitar el país, sólo las típicas precauciones como beber agua embotellada, repelente de insectos si vas en épocas de calor o tener cuidado con los animales para evitar mordeduras.

Confeccionar un botiquín básico también te ahorrará muchos sustos. Nosotras hemos elaborado un post donde te aconsejamos qué meter:

 

            5. Consejos.

  • He visitado el país en dos ocasiones, febrero y abril, ambas con clima muy agradable. En febrero era una gozada porque no nos encontrábamos casi con ningún turista. Lo mejor es hacerlo en primavera u otoño ya que en verano las temperaturas pueden ser muy elevadas y lo mejor es intentar evitar el ramadán ya que habrá muchos comercios cerrados a determinadas horas del día y el carácter de la gente al no poder comer nada durante las horas de luz puede ser mas apagado o incluso borde. También es conveniente que si visitas el país en Ramadán comas y bebas en lugares privados, fuera de las miradas de la gente, por educación.
  • Vestir con ropa recatada, evitar minifaldas, tops, o prendas que sean demasiado sugerentes, principalmente por respeto aunque nadie te dirá nada pero si podrás evitar mas de una mirada un tanto morbosilla, pero es normal, allí las mujeres visten con mas decoro. En las mezquitas o lugares religiosos tápate la cabeza y los hombros con un pañuelo, por respeto.
  • En marruecos por ley, los no musulmanes no  pueden entrar a la mayoría de las mezquitas así que ni lo intentes.
  • Coma con la mano derecha, ya que la izquierda se considera impura ya que antiguamente era la usada para “limpiarte” cuando ibas al baño y no había papel.
  • Nada de hacer fotos a lugares públicos como comisarías, aeropuertos, zonas militares…
  • Te van a invitar a té muchísimas veces, tanto en las visitas que hagas como en casas particulares, no lo rechaces, es de mala educación y si te pasa como a mi que no me gusta nada el té intenta vaciar tu vaso en el de alguno de tus acompañantes (en mi caso le hacía el cambiazo a Félix que le encanta el té), sin que se den cuenta y después cuando crean que te lo has bebido di que no quieres mas y que muchas gracias.
  • Si entras en alguna casa te tienes que descalzar, es una costumbre local, como pasa en muchos lugares del norte de Europa.
  • No deis dinero ni compréis nada a los niños. Los niños dejan de ir a la escuela si sus padres ven en ellos una fuente de ingresos así que si queréis ser responsables y no perjudicarlos es mejor que aunque os den penita no lo hagáis.

Ahora si, ahora ya empezamos con la ruta!!!!

 

Día 1: Madrid-Rabat 

A las 16.40 llegábamos a Rabat. Volamos con ryanair y el billete nos costó a cada uno 25 euros.

Como no me apetecía nada mas llegar ponerme a regatear con un taxista, había contratado a través del riad un taxi que nos fuera a buscar. Cambiamos algo de dinero a la llegada para ir tirando y rumbo al riad.

Nos alojamos en el riad Sidi al Fatah, en la medina. El riad era muy bonito y la habitación muy cómoda, aunque un poco caro para ser Marruecos, la doble 63 euros, y es que en Rabat no hay mucho turismo y hay poca oferta hotelera, así que al haber poca competencia los precios son mas caros que en el resto de Marruecos. Al menos era así en mi visita en 2014, pero no creo que haya cambiado demasiado la situación.

Nos dedicamos a pasear por la medina que estaba llena de vida para orientarnos un poco y cenar.

 

Me encanta el caos de las medinas musulmanes, con decenas o cientos de puestos de todo tipo.

Cenamos en un restaurante de comida rápida donde vimos que había muchos locales cenando allí (esa fue la premisa fundamental para elegir sitio para las comidas, esa y la lonely planet claro!!) Nos costó 57 dirham los dos.

Pronto a la cama que mañana iba a ser un día duro.

 

Día 2: Visitar Rabat y tren a Marrakech

Nos levantamos pronto para desayunar (desayuno buenísimo por cierto) y empezamos las visitas que teníamos previstas ya que por la tarde cogíamos el tren para Marrakech.img_2065

Habíamos señalados los puntos a visitar en la aplicación del Maps del teléfono, así íbamos a tiro hecho y no perdíamos tiempo. Con los mapas descargados de España, aunque no tengas wifi el satélite te va marcando por donde vas y es muy útil.

img_2119

Lo primero, fuimos a la Kasbah de los Oudayas, antigua ciudad fortificada muy pintoresca, todas las casas están pintadas de azul y blanco y es muy muy bonita.

img_2079

Se puede visitar tranquilamente uno sólo sin guía, pero tened cuidado porque te pueden decir que está cerrada o que es hora de rezo o cualquier milonga para meterte prisa y así ellos “te ayudan” a verlo mas rápido, eso si, a cambio de una propina, así que ni caso que pasear tranquilamente es muy bonito y no se necesita ayuda para callejear y perderse, además es una zona muy tranquila.
Después, una vez fuera, hay un jardín que no está mal, el jardín andalusí, aquí cuidado también con los “guías” que te lían y te llevan de nuevo a la kasbah).
Después de ver el jardín, subimos un poco mas calle arriba y puedes ver el mar, hay una playa muy cerquita donde van surfistas ya que es una zona donde hay mucho viento y hay una escuela de surf donde también puedes alquilar una tabla.

Volvimos a la kasbah y siguiendo la colina abajo, dejando el mar a mano izquierda llegas a la torre de Hassan, que se ve en todo el momento ya que está en una zona elevada, así que es muy fácil de encontrar.

Justo en la planicie de la torre, enfrente está el mausoleo de Mohamed V, abuelo del actual rey Mohamed VI. También descansan allí los restos de su padre, Hassan II. La entrada es gratuita y aunque la custodian 4 guardias, uno por cada puerta se puede pasar sin problemas y ver el interior.
Después de una mañana de pateada, pasamos por la estación de tren para coger los billetes para ir a Marrakech. Vamos en 1ª clase y nos cuestan 180dh cada uno (los de 2º clase cuestan 120dh y para un viaje de 4 horas creo que merece la pena, sobre todo si tienes las piernas largas como Félix jeje).
Una vez con los billetes vamos a la medina y comemos en el restaurante Bahia, recomendado por Lonely Planet. Está todo súper rico y aunque es un poco mas caro que otros sitos (212dh los dos) sigue siendo barato en comparación con España. Nos pusimos las botas!!! Totalmente recomendable!!!

Después de comer, a por las maletas al riad y rumbo a la estación de Rabat Ville.
Los trenes son del año maricastaña, como los talgo de hace años, y el viaje es un rollo pero bueno, 4 horas después, a las 20.00h llegamos a la estación de Marrakech. Cena en los puestos de Jeema el Fna (puesto nº1 Aisha, recomendado) y al riad a dormir (riad Asdika, no esta mal, el dueño está zumbado y es unas risas, de hecho te acompaña hasta la plaza para que te orientes, muy majo, eso si, no te da llaves de fuera así que hay que estar pendiente y eso es un rollo).

La plaza de Jeema el Fna  el lugar mas importante de la medina y actualmente está considerada por la Unesco Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. De día tiene mucho encanto pero es de noche cuando se viste de gala y da lugar a una de las mayores transformaciones a las que puedes asistir a diario en el mundo.

Recomendaciones para la Plaza Jeema el Fna y mas información en el post dedicado a Marrakech:

Después de la cena, unos 100 dh los dos, a la cama, ya que al día siguiente a las 9.00h nos venia a buscar Zaid, nuestro guía para 5 días por el atlas, desierto etc.

 

Día 3: Marrakech – Atlas – Ksar Ait Ben Hadoo – Ouarzazate

A las 9 nos recoge Zaid en el 4*4 que íbamos a usar en 5 días.
Hoy tocaba atravesar el Gran Atlas así que iba a ser una jornada durilla de coche pero las vistas que nos ofrecía el paisaje eran tan bonitas que se pasaba mucho mejor además de vez en cuando atravesábamos algún pueblo y podíamos contemplar el día a día de la gente local.

img_2183

A la hora y media de viaje y a 2.200m de altitud paramos para estirar un poco las piernas y tomar algo en un bar con unas vistas increíbles.

Unos 20 minutos después volvemos al coche. Hacemos alguna que otra parada para disfrutar del paisaje del Atlas nevado y ver los impresionantes paisajes que teníamos por el camino.

img_2184 img_2209

Antes de llegar al Ksar de Aït Ben Hadoo hicimos otra parada para estirar las piernas y de paso visitar una cooperativa de mujeres sin recursos donde fabrican el famoso aceite de argán. El argán es un árbol que crece en el suroeste de Marruecos y tiene unos frutos que son muy deliciosos para las cabras autóctonas  las cuales trepan a la copa del árbol para comer este magnífico fruto. La semilla, dura, la escupen, y es de ahí de donde se saca el aceite. Las mujeres locales recogen esa semilla, la muelen y sacan una pasta que procesan para fabricar el famoso y caro aceite que según dicen tiene muchísimas propiedades. Yo intenté moler un poco y me pareció imposible así que estas mujeres tienen un mérito enorme!!! Claro que este lugar es un reclamo turístico y aunque nosotros no compramos nada si dejamos una pequeña propina.

img_2197
Antes de visitar el Ksar de Ait Ben Haddoo paramos a comer justo en el pueblo donde está esta maravilla que ha servido de escenario para innumerables películas y series como Gladiator o Juego de tronos.
Comemos un Tajin de pollo y otro de ternera en un lugar un poco turístico, nos costó el menú con bebida, postre y ensalada algo menos de 10 euros por persona.

 img_2227

Un Ksar es una antigua ciudad bereber fortificada, y esta en concreto es la mas famosa de todo Marruecos y una de las mejores conservadas.  Llevaba ya años queriendo visitar este lugar y la verdad es que ha cubierto todas mis expectativas, es una pasada, y aunque hay varios puestos de baratijas en el interior, ya que aún vive alguna familia, no desluce su belleza, toda de adobe, encubierta en un valle y rodeada de palmeras, sin duda una de las visitas obligadas en Marruecos, por algo está en la lista del patrimonio de la humanidad de la Unesco.

img_1715

 

img_2250

 

Después de una hora y algo visitándola, volvemos al coche y Zaid de repente se mete por un camino de cabras donde no sabemos donde nos lleva. De repente lo vemos… Aït Ben Haddou en todo su explendor….

img_2284

 

Ponemos rumbo a Ouarzazate, donde bajamos del coche para ver la kasbah de Taourit, no entramos y la verdad que me quedé con la pena pero teníamos ganas de llegar al hotel y descansar un poco.

img_2302

El riad bouchedour es encantador aunque un poco alejado del centro de la ciudad. Después de descansar vamos a darnos un paseo por la plaza de la ciudad, tomamos algo y al hotel de vuelta a cenar y dormir.

img_2308

Me encantó la habitación del hotel, con una cúpula con estrellas muy bonita, era muy grande y muy cómoda. Pena que empezó a levantarse el viento y no pudimos aprovechar la terracita. Tiene una piscina pero ahora en febrero aunque frio no hace, tampoco hace para baños.
Cenamos y a descansar para la nueva etapa de mañana Sonriente

 

Día 4: Ouarzazate- Merzouga

Desayuno en el hotel y rumbo hacia el desierto!!!! Hoy es un día muuuy largo en el coche, con alguna que otra parada para contemplar los paisajes que cada vez son mas impresionantes.

img_2316

Poco a poco empieza a haber cada vez mas viento, se avecina tormenta de arena, pero antes de seguir, paramos para ver el valle del Draa, impresionante extensión de palmeras que ocupan todo el valle. Es dificil ver donde empieza y donde acaba.

img_2318 img_2325

 

Seguimos la ruta dejando el palmeral a mano izquierda y viendo cada pocos kilómetros preciosos pueblos de adobe que se camuflan con las montañas.

También a medida que vas bajando hacia el desierto es muy común ver dromedarios por el camino.

img_2349

Al rato paramos a estirar las piernas y tomar algo en un pueblo. Yo tenía bastante hambre y le pregunté al chico del riad donde paramos a beber una cocacola si tenían algo de comer, tipo bolsa de patatas o algo así. Me dice qeu si, pero pasa el rato y no viene… Yo mientras dicíendole a Félix, joder yo mataría ahora por unas patatas fritas, te imaginas que nos trae un plato?? A los 15 minutos por fin vuelve y qué trae en la mano? un plato de patatas fritas!!!! Yo me meaba de la risa, el chico nos miraba en plan no era esto lo que queriais? y yo… SI SISIIIII. A veces la falta de comunicación te trae sorpresas como esta. El muchacho pensaba que queríamos un plato de patatas fritas, fué a comprar a la tienda y nos las hizo… a mi es que estas cosas me roban el corazón que le voy a hacer… y si, con unas patatas fritas a mi se me hace feliz 🙂

img_2339
A medida que nos acercamos a nuestro destino la tormenta de arena se hace mas presente, hasta el punto de que cuando paramos para comer, en lo que tardo en salir del coche y entrar en el restaurante ya tenía la boca llena de arena!!! jejeje.

img_2365
Allí nos encontramos con un matrimonio americano muy descontento con su guía y nos contó que no pudieron hacer la noche en el desierto el día anterior por culpa de la tormenta de arena y se tuvo que suspender. Ahí fue cuando me entró miedooo!!! Lo que mas me apetecía de todo, la razón principal de este viaje corría peligro, así que lo que me quedó de viaje hasta el hotel en el desierto de Merzouga lo viví un poco preocupada, haciendo mil preguntas a Zaid sobre qué creía que iba a pasar ya que nosotros teníamos esa excursión al día siguiente.

Cuando empezamos a ver poco a poco clarear las dunas en el horizonte… bufff, la cosa fue mejorando hasta el punto de que cuando llegamos a las 4 de la tarde estaba totalmente despejado y con un sol reluciente, así que dejamos todas nuestras cosas en la habitación del Nomada Palace (que está literalmente a los pies de las dunas y al cual se llega por una pista de arena) y nos fuimos a perdernos en las dunas del desierto de erg chebbi que resultó una maravilla.

Había que andar un ratillo y por el camino nos encontramos con una manada de dromedarios con su cuidador.

img_2379

img_2383

Nos subimos a una de las mas altas de la zona y contemplamos la puesta de sol, preciosa con la arena naranja que nos rodeaba.

img_1727 img_1736 img_1747

Vídeo en el que se puede ver cómo me cuesta subir a la gran duna!!! jajaja

Antes de que anocheciera volvimos hacia el hotel y aunque llegamos ya de noche no tuvimos problemas para llegar, había sido genial, y lo mejor estaba por llegar, un día y una noche entera en el desierto. Mañana mas!!! Sonriente

 

Día 5: Merzouga, Dunas Erg Chebbi, noche en el desierto.

Empezamos el día yendo a visitar un pueblo cerca del hotel que se llama Khamlia,  lo llaman el pueblo de los negros porque todos sus habitantes son descendientes de Mali. Sus habitantes son la tribu gnawa y son famosos por su música, hasta tal punto que en agosto hacen un festival anual llamado Sadaka, que rememora sus raíces y el fin de la exclavitud. Si no viajas por esas fechas puedes oirles tocar un ratito a cambio de un donativo.

img_2453

Después de eso nos dirigimos por las pistas del Dakkar a unas minas de Kjol, aquí podemos ver como el paisaje se vuelve mas negro y es que es una zona volcánica. Es curioso ver como se funden las dunas de arena naranjas con la tierra negra volcánica.

img_2461

img_2546

 

Esta zona también es muy popular por los fósiles de trilobites ya que hace millones de años todo estaba cubierto por un océano.img_2476

Después de dar vueltas con el 4*4 por las pistas de arena y tierra del antiguo rallye Dakar y visitar pueblos abandonados vamos a ver como vive una familia nómada bereber, algo que teníamos muchas ganas.img_2471
Según nos acercamos a ver a la familia en cuestión vemos como a lo lejos dejamos atrás otros campamentos nómadas. Cuando llegamos al destino sólo vemos una haima y cuatro casetillas hechas con ramas, harapos y cuatro cosas mas. img_2508En algunas de ellas se refugian las 4 cabras y gallinas que tiene, y en otras tienen una especie de cocina y de horno donde la mujer hace el pan para alimentarse todo el día para ella y su hijo Hassan. Los dos viven solos y es que ella está divorciada de su marido y por problemas con la familia se ve obligada a ser nómada y a vivir como puede cuidando de su hijo. Resulta increíble verla como cocina el pan y como se puede sobrevivir en un lugar tan inhóspito sin apenas medios.

img_2519 img_2525

Los nómadas son en general familias que se dedican al pastoreo. Dado que el sur de Marruecos es una zona muy seca es difícil que pasen mucho tiempo en el mismo lugar ya que tienen que desplazarse en busca de pasto. En su mayoría son bereberes, un pueblo con un gran pasado el cual en la actualidad sigue subsistiendo en regiones de Marruecos y Argelia. Esto no quiere decir que todos los bereberes sean nómadas, si no que los nómadas en su mayoría son bereberes.

img_2527

Después de estar con ellos un rato largo y habiendo aprendido mucho sobre los nómadas, volvemos al pueblo de los negros a comer la famosa pizza bereber, que nada tiene que ver con una pizza y algo mas con una empanada.

img_2551

Volvemos al Nomada Hotel a descansar un poquito y a las 16:00 preparamos una mochilita pequeña con todo lo necesario para dormir una noche en el desierto.

La gran suerte de viajar en febrero fue como ya he comentado anteriormente, que no había casi turismo, de hecho con nosotros sólo iba una pareja de alemanes, que por cierto, el único equipaje que se llevaron fue la mochila llena de cervezas jaja.
Nos subimos a los que van a ser nuestros transportes durante hora y media, nuestros dromedarios, y nos dedicamos a disfrutar del paisaje de dunas tan bonito que se presenta en nuestro camino.

img_2602

img_1854

Por fin, después de un trayecto de 1h y media, llegamos al campamento con el culo un poco dolorido jejee, dejamos las cosas en las haimas y vamos a perdernos un rato entre las dunas hasta que anochece. el campamento, al contrario que otros, está totalmente en el desierto, rodeado solo de dunas de arena.

img_2626 img_2630

Después de descansar un poco vamos a cenar a la haima mas grande, nos ponen un tajin y disfrutamos de una noche de cantos y tambores inolvidable. Fué una noche realmente mágica, luego con Mustafá (el camellero que tb nos sirvió la cena y tocó tambores), y los otros 3 pasamos un buen rato contando chistes y adivinanzas. Fue realmente inolvidable y difícil de explicar.


Luego fuimos a dormir a nuestra haima hasta el día siguiente a las 6.30 que nos despertaban para ver el amanecer. Eso sí, creo que no he pasado mas frio durmiendo ahí que en otro sitio en mi vida, hay que joderse con las noches en el desierto!!! jajaja

 

Día 6: Desierto-Gargantas del Todra-Valle del dades.

Nos despertamos como nos dijo Mustafá a las 6.30 de la mañana con un frío horrible. La idea era subir a una duna cercana a ver el amanecer pero claro, la pareja de alemanes estaba durmiendo la mona después de haberse bebido el día antes las cien mil cervezas que llevaban en la mochila así que aunque no pudimos verlo como hubiéramos querido decidimos después de esperar un rato ir por nuestra cuenta y disfrutar un ratito mas de las dunas del desierto del Sáhara marroquí.

Recogimos todas las cosas y de vuelta al dromedario. Mientras seguía amaneciendo, volvíamos al Nomada Palace, pero eso no sería hasta dentro de hora y media que duraba el viaje. La verdad es que el paisaje merece la pena y mucho pero el dolor que uno siente por el culillo, las ingles etc… sumado a las agujetas que tenía ahí del día anterior… jajaja, pues bueno, digamos que si, merece la pena la verdad, además si quieres puedes hacer lo que queda de camino andando pero yo como una valiente decidí aguantar el dolor y llegar en el dromedario.

img_1823

 

La sensación de llegar al hotel fue indescriptible!! sólo quería meterme en la ducha y entrear por fin en calor.

(Un consejo: si os cabe, llevad un saco de dormir porque esas mantas da igual las que te pongas, no sirven de mucho, yo creo que un buen saco de dormir salva la situación mucho mejor).

Después de desayunar y ducharnos, recogemos todas las cosas y volvemos al 4*4, hoy toca un viaje largo hacía la garganta del Todra.
Da pena despedirse de las dunas, son preciosas pero el viaje ha de continuar y lo que nos espera es tb muuuy chulo.
De camino a las gargantas vemos como va poco a poco cambiando el paisaje, la verdad es que algo significativo de este viaje son los paisajes tan bonitos que te encuentras.
La garganta del Todra es espectacular, da gusto pasear por la orilla del río, además había muy pocos turistas, como en todos los lugares a los que estamos yendo.

En el rio nos encontramos unas mujeres con sus hijos llenando garrafas de agua para transportarlas en sus burros. Nos dice Zaid que son nómadas bereberes pero que estos viven en cuevas en la montaña, mientras ellas se abastecen de agua, los maridos han ido al pueblo a comprar comida. Siempre que quieran agua tienen que desplazarse 10km para llegar al río a por ello).

Continuamos la ruta hacia el Dades, que es donde dormiremos hoy, y el paisaje, ya se que suena muy repetitivo pero es muuuuy bonito, las formaciones rocosas crean formas estrañas en las rocas de las montañas, en ocasiones pareces estar en Marte!!

 

Por fin llegamos a nuestro hotel del valle del Dades, y que decir que para mi el mejor de todos los del viaje, se llama Chez pierre, y tanto la localización del hotel, como las habitaciones, la cena, el desayuno… lo mejor de lo mejor, un 10!!!

Después de la cena tocaba descansar, al día siguiente se acababa el tour y había que volver a Marrakech y el viaje era muy largo.

 

Día 7: Vuelta a Marrakech

Desayunamos el que ha sido el mejor de todos los desayunos del viaje y llenos de fuerzas emprendemos el viaje de vuelta a la ciudad roja, no sin antes subir a ver la garganta del dades. Una vez arriba del todo, la imagen de la carretera que sube serpenteante es impresionante, se trata del paso de Tizi N’ Tichka, una de las carreteras mas famosas del mundo. Con mucha pena, nos volvemos al coche y nos despedimos de todo eso.

El viaje nos lleva hasta Ouarzazate y de ahí el camino de vuelta es igual que el de ida, pasando de nuevo el Atlas.
A eso de las 5 de la tarde llegamos destrozados a Marrakech. Como los coches no pueden entrar en la medina, nos despedimos fuera de la muralla de Zaid y le damos 20dh a un hombre para que en su remolque nos lleve las maletas y nos lleve al riad (riad naya) en el que estaríamos 3 noches mas.

Llegamos, dejamos las cosas en la habitación y nos vamos a sar un paseo por la medina y en seguida a cenar ya que estabamos famélicos perdidos.
Hay una calle que da a jeema el fna (donde está la pattiserie de la princess, podéis buscarla en google maps), que está llenos de locales de comida rápida, es una buena opción para no gastar muchos dirham, por 60 los dos se hace la cena.
Paseíto nocturno por jeema el fna y a dormir al riad (que por cierto, no me gustó nada, la verdad).

Día8: Marrakech 

Mas información sobre Marrakech: 

Hoy íbamos a dedicar el día a pasear por Marrakech y aunque yo ya había estado y lo había visto casi todo hacía 4 años, mi novio no así que seleccioné lo que mas me gustó y para allá fuimos.
Lo primero fuimos a ver la Madrassa de Ibn Yusuf, para mi, lo mas bonito de la ciudad, cuesta 60 dh con la entrada del museo de Marrakech, si lo compras por separado son 50 cada uno, y merece la pena pagar 60 ya que el patio del museo es muy bonito. Lo mejor es ir a primera hora para disfrutar de ella casi vacía.

 

Después de eso fuimos alas tenerías, el lugar donde se curte el cuero, lo tiñen etc. Ahí es imposible entrar sin dar una propina a algún hombre que se haga llamar el guardián de las tenerías. Nosotros le dimos 20dh por los dos y nos lo enseñó todo así que no paguéis más. Hay dos, la parte bereber de animales grandes y la parte árabe de animales pequeños. Nos dió un poco de menta para aguantar el olor que hay ahí aunque se puede soportar, pero con la menta mejor.

 

Después de enseñárnoslo nos llevó a la cooperativa a ver si comprábamos algo pero no coló, y además los precios eran muy altos y ellos sin ninguna gana de regatear.

Callejeando y saliendo un poco de las calles mas turísticas (algo que te va a pasar si o si porque llegar a las tenerías no es fácil) te encuentras con negocios de todo tipo, como el de este señor que moldeaba piezas de madera con los dedos de los pies!!!! Impresionante!!!

Teníamos muchísimo hambre y decidimos parar en algún lugar para comer algo ya que aún quedaba bastante tiempo para ir a comer así que nos encontramos una tiendecita pequeña donde a parte de vender de todo un poco (la típica tienda de barrio que te vende un poco de fruta, pan, detergente etc), también hacían zumos de naranja en una rudimentaria máquina y ahí que fuimos coincidiendo con la salida del recreo de los chavales de un colegio que está justo en frente. Como el hombre estaba un poco apurado nos invitó a entrar y esperar sentados mientras preparaba los bocatas de patata cocida con sal, aceite y pimentón que le pedían. Cuando acabó nos hizo los zumos y nos obsequió con un poco de patata para comer que nos supo a gloria bendita. Este hombre nos caló muy hondo a los dos, no se, tenia una mirada que desprendía una bondad infinita y después de un rato con el volvimos a nuestra ruta para ir a la zona nueva, la Ville Nouvelle.


De ahí y con la ruta marcada en el google maps fuimos hasta la estación de los supratours a coger los billetes para mañana ir a Essauira. Está en la otra punta de la ciudad así que nos pegamos una buena pateada. A medio camino paramos a comer en un italiano que recomienda la lonely planet, Catanzaro, era san valentin y había que darse un caprichito. Estaba muy bueno todo y por fin me pusieron una cocacola bien fría!!!! Eso sí, nos costó unos 230 dh.
Cogimos los billetes (que cuestan el viaje 70 o 100dh el trayecto, depende del tipo de bus que cojas). Con los billetes en el bolso nos dirijimos a ver los jardines Majorelle, que aunque a mi me parecen preciosos a mi novio no le gustaron tanto!!! Cuesta 50 dh entrar, y de ahí ya no podíamos mas y pillamos un taxi a la medina. Pagamos 30dh.

 

Este día después de la pateada ya nos dedicamos a estar tranquilos en la plaza Jeema El Fna tomando un te y disfrutando del panorama.

 

Día 9: Essauira

A las 9.00 de la mañana cogíamos el bus a Essauira.

Esta ciudad costera situada en la costa atlántica, a dos horas y media en autobús de Marrakech que se dedica fundamentalmente a la pesca y al comercio de productos de artesanía.

El día se estaba poniendo muy feo y había amenaza de tormenta pero aún así había que ir, todo el mundo hablaba tan bien de la ciudad que no podíamos perdérnoslo.

Llegamos y nos pusimos a pasear por la medina, declarada patrimonio de la humanidad por la Unesco desde 2001. La verdad y sinceramente que a mi no fue lo que mas me llamó la atención. Lo que mas me gustó de la ciudad fue la parte del puerto donde están los pescadores vendiendo lo que han pescado por la mañana y se ve como la gente trabaja reparando los barcos, redes etc. La cantidad de gaviotas que hay en esa ciudad es asombrosa, yo nunca había visto tantas y los pescadores las tiraban cabezas y desechos de pescado para mantenerlas a raya de la mercancía.

 Comimos en uno de los numerosos puestos que tienen allí de pescado y marisco, eliges lo que quieres comer y te lo hacen en la parrilla en el momento. Nosotros elegimos el número 33, como siempre, siguiendo la recomendación de lonely planet, eso si, mayor acoso que aquí es difícil sufrir ya que los aproximadamente 20 puestos que hay no hacen otra cosa que intentar convencerte de que vayas donde ellos. Estos puestos rodean una especia de jardín y si te pones en el medio es unas risas porque todos te llaman a la vez y no sabes dónde ir!!!
Al principio me agobié mucho (porque cuando tengo hambre me pongo un poco nerviosa jejeje) pero luego fue muy divertido. En este vídeo podéis ver como se acercan todos para “captarte” y hacen lo que sea para que veas que la langosta está fresca “viva” como pellizcarla en el ojo o en la cola, lo cual a mi mucha gracia no me hizo porque me la colocaron en la mano insistentemente y cuando la pellizcaron tuve que soltarla porque apunto estuvo la langosta de pellizcarme ella a mi, con lo cual Félix se moría de la risa.

Por 300dh comimos, una dorada, sardinas, gambones, galeras, chipotos, calamares, ensalada, patatas, bebida y una langosta, todo fresco fresco y super bueno!!!! Nos pusimos las botas.

Aprovechamos por la tarde para hacer alguna compra en los puestos de la medina, sobre todo en una tiendecita pequeña de tes y especias donde compramos el “Te Real, o Royal Tea”, según Félix el mejor que ha probado en su vida (el cual no hemos vuelto a conseguir en ningún sitio) y para mi sandalo, ambar y almizcle en polvo y piedra, y a día de hoy me sigue durando ya que al ser natural solo una pizquitita te vale para dar olor en el esenciero.

A las 5 ya salía nuestro bus de vuelta a Marrakech y con ello prácticamente nuestro viaje, NOOOOO!!!!

Cena en la plaza Jeema el Fna y al riad a preparar la maleta ya que al día siguiente volvíamos a España 🙁

Día 10: Últimos recados y vuelta a casa.

Cogíamos el avión a las 5 de la tarde así que aún tuvimos tiempo de callejear por los zocos y hacer alguna que otra compra de última hora. Después de volver loco a medio zoco del cuero para llegar al puesto del hombre que las fabricaba y al que le había comprado una riñonera dos días antes (encontrar un puesto en concreto en el zoco es difícil), conseguí la mochila que quería (pagué 150dh) y ya me fui mas contenta de la ciudad!! jejeje

 A las 3 de la tarde pillamos un taxi al cual pagamos 60dh y nos llevó al aeropuerto.

Con todas las maletas llenas de ropa y regalos (nos sobraron unos cuantos jerseys ya que pensábamos que iba a hacer mas frío), emprendimos el viaje de vuelta, había sido un viaje muy bonito y divertido, y lo pensaba entonces y lo sigo pensando ahora…. habrá una tercera parte en Marruecos seguro!!!! 🙂

Mas información sobre Marrakech: 

 

 

You Might Also Like

2 Comments

  • Reply
    Hassan
    6 Abril, 2017 at 6:45 pm

    Muchas gracias por contactarnos y confiar en nuestra empresa. Como te he dicho en el viaje que lo mas importante para nosotros es que nuestros clientes disfrutan del viaje y vivir una experiencia diferente. Gracias de nuevo y hasta la proxima ves ojala!!

    Saludos desde el desierto.

    • Reply
      Almudena
      8 Abril, 2017 at 9:14 am

      Gracias a ti Hassan, disfrutamos muchísimo y por eso siempre os recomendamos!!!! Ojalá coincidamos en otro viaje inshallah

    Leave a Reply

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR