MAL DE ALTURA

La enfermedad del mal de altura puede ocurrir en individuos que viajan generalmente sobre 2.500 metros (8.200 pies). La mayoría de los viajes a alturas se pueden disfrutar con seguridad si se toman precauciones.

La altitud se define como una elevación por encima de 1.500m y se puede dividir en las siguientes categorías: alta altitud 1.500 a 3.500m, altitud muy alta 3.500 a 5.500m y altitud extrema sobre 5.500m. Si un individuo asciende gradualmente a gran altura, su cuerpo suele ser capaz de ajustarse a los niveles de oxígeno reducido. Este proceso se conoce como aclimatación. Si el ascenso es demasiado rápido, entonces la aclimatación puede no ocurrir lo suficientemente rápido y la enfermedad de mal de altura puede ocurrir.

La enfermedad de mal de altura incluye: enfermedad aguda de montaña (AMS), edema cerebral de alta altitud (HACE) y edema pulmonar de alta altitud (HAPE). La AMS severa, HACE y HAPE son condiciones que amenazan la vida y requieren atención urgente. Los síntomas incluyen:

AMS- dolor de cabeza, pérdida de apetito, náuseas, vómitos, mareos, trastornos del sueño, fatiga y debilidad.

HACE- confusión, alteración de la conciencia e incoordinación.

HAPE – Aumento de la falta de aire, dificultad para respirar acostado, tos (inicialmente seco y húmedo), opresión en el pecho y esputo teñido de sangre.

Prevención

La clave para prevenir la enfermedad del mal de altura es el ascenso gradual con días de descanso regulares. Los medicamentos pueden usarse para ayudar a prevenir el mal de altura en ciertas personas. Las personas con condiciones médicas preexistentes deben consultar con su médico antes de viajar.

Asesoramiento general

* Conciencia de los síntomas del mal de altura. Los síntomas en la altitud son causados ​​por la enfermedad del mal de altura hasta que se demuestre lo contrario.

* Nunca ascienda a dormir a mayor altitud en presencia de síntomas de mal de altura

* Intente siempre descender si los síntomas de la enfermedad de la altitud empeoran en una altitud dada o si los síntomas son severos.

*Nunca deje a un individuo con enfermedad del mal de altura solo.

*Siempre vaya con un guía experimentado.

*El seguro de viaje debe cubrir adecuadamente el itinerario y las actividades previstas. La altitud máxima debe estar contemplada y la evacuación de emergencia por helicóptero incluida en la póliza.

*Siempre que sea posible, se evitará viajar desde altitudes inferiores a 1.200m hasta altitudes superiores a 3.500m en un solo día.

*Por encima de los 3.000 m evitar aumentar la subida para dormir en más de 500 m al día y asegurar un día de descanso (a la misma altitud) cada tres o cuatro días.

Medicación

*Los medicamentos preventivos no son necesarios para situaciones de bajo riesgo (ver más abajo) y los individuos deben hacer un ascenso gradual.

*Los medicamentos preventivos pueden ser considerados además del ascenso gradual en situaciones de riesgo moderado o alto (ver abajo).

*Los medicamentos preventivos no son un sustituto para el ascenso gradual.

* Acetezolamida (Diamox®) es el fármaco preferido. La dosis recomendada es 125mg dos veces al día que se comenzará uno a dos días antes de alcanzar 3.500m y después continuada por lo menos dos días después de alcanzar la altitud más alta. Se debe tomar una dosis de prueba de Diamox® durante uno o dos días antes de viajar para verificar efectos secundarios que incluyen: aumento de la producción de orina (diuresis), parestesias, náuseas, vómitos, dolor de cabeza y alteraciones del gusto.

*Diamox® no debe utilizarse en personas con alergia grave a los fármacos a base de sulfa y en mujeres embarazadas, particularmente en el primer trimestre.

Categoría de riesgo Descripción
Bajo ·         Individuos sin historia previa de mal de altura que ascienden a ≤ 2800m

·         Individuos que emplean ≥ 2 días para llegar a 2.500-3.000 m con los aumentos correspondientes en la elevación para dormir (menos de 500 m por día y un día adicional de aclimatación cada 1000m)

 

Moderado ·         Individuos con historia de AMS que ascienden a 2.500-2.800 m en un día

·         Individuos sin historia de AMS que ascienden a > 2.800 m en un día

·         Todos los individuos que ascienden >500m al día (subida para dormir) en alturas por encima de 3.000 m pero con un día adicional para aclimatarse cada 1.000m

Alto ·         Individuos con historia de AMS que suben a ≥ 2.800 m en un día

·         Todos los individuos con historia de HACE

·         Todos los individuos que suben a > 3.500 m en un día

·         Todos los individuos que suben  > 500 m al día (subida para dormir) por encima de 3.000 m sin días adicionales para aclimatación

·         Ascensos muy rápidos (p. ej < 7 días de ascenso al Kilimanjaro)

Notas

*Las alturas enumeradas en la tabla se refieren a la altitud en la que la persona duerme. *Se supone que la altitud comienza desde elevaciones <1.200m. *Las categorías de riesgo descritas anteriormente pertenecen a individuos no aclimatados

NUESTRA EXPERIENCIA EN PERÚ:

Es verdad que no sufrimos del mal de altura durante el viaje, posiblemente porque usamos lo que los lugareños aconsejan para prevenirlo:

  • Mascar hojas de coca: se venden por todas partes, a un precio baratísimo (0,25 soles la bolsa…pocos céntimos de €)
  • Té o mate de coca: poner las hojas de coca en infusión.

Te darás cuenta de que son unos hábitos muy instaurados en la sociedad peruana, te lo ofrecen en todos los tours organizados y en los mejores restaurantes, donde a veces te sorprende que te ofrezcan las hojas de coca con el té.

Aquí de dejamos un post muy práctico: EL BOTIQUÍN DEL VIAJERO!!!

 

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies