MONTAÑA 7 COLORES

MONTAÑA DE LOS 7 COLORES

Tras volver de MACHUPICCHU, (aquí te enlazamos con su post si te interesa), volvimos a Cuzco e hicimos el trekking de la Montaña de colores, aquí te lo explicamos todo….

La llamada Montaña Vinicunca o Montaña Arco Iris está situada en al camino al Nevado Ausangate, en los Andes peruanos. Fue “descubierta´´ por un francés hace tan sólo 3 años (registro de la primera foto subida a internet) y lleva sólo uno siendo explotada turísticamente. Sin duda se ha convertido en  una visita imprescindible si viajas a Cuzco.

¿Cómo organizar la visita?

Para llegar hasta ella desde Cuzco, lo más fácil es contratar un tour de un día desde una de las numerosas agencias de Cuzco. A nosotros nos costó 60 PEN (unos 16 €) por persona + la entrada de 10 PEN que se paga allí.

Se puede hacer por tu cuenta si dispones de vehículo propio, incluso hay gente que pasa la noche a los pies de la montaña en tiendas de campaña. (hay una zona habilitada para ello).

¿Cómo es la visita?

A las 3,30 te recogen en el punto acordado en Cuzco, pero hasta las 5 no se sale de la ciudad, ya que hay que reagrupar a la gente, comprar pan, llenar el tanque de gasolina… Tras 3 hs de camino ( siendo parte en carretera y parte de camino de arena con precipicio) se llega al pueblo de HANCHIPACHA, un pueblecito de adobe donde se para a desayunar: té, colcacoa y pan con mantequilla. Lo más importante del desayuno: MARE DE COCA!!!  Recuerda que vas a subir a más de 5.000 metros y hay riesgo de MAL DE ALTURA.

Si quieres saber qué hacer con el MAL DE ALTURA, aquí te dejamos unas buenas recomendaciones:

Tras el desayuno de nuevo a la furgoneta otros 20 minutos hasta llegar a la zona de la montaña. Te estarán esperando un buen número de lugareños, vestidos con sus trajes tradicionales y acompañados de sus caballos….antes se dedicaban a la agricultura, la cual han cambiado por subir y bajar a los turistas hasta la montaña. (Precio del caballo: sólo subir 60 PEN, subir y bajar 90 PEN).  La ruta hasta la montaña son unos 4 km de trekking, se comienza a 4.400 km de altura y se acaba a uno 5.060 metros. La ruta es empinada y se nota bastante la altura, por lo que si no estás en forma se recomienda por tu bien y por el bien del grupo que cojas caballo.

Antes de comenzar a andar el monitor te dará unos pequeñas nociones y consejos, como hay varios grupos os pondrán un nombre. Nosotros éramos el grupo CHAMPIONS. Después te deja ir un poco a tu aire, dependiendo de cómo te vea físicamente.

Nosotros nos adelantamos un poco al resto del grupo, tardamos en llegar a la cima 1 hora y media. Se nota bastante la altura y hay que parar de vez en cuando a que el cuerpo se vaya aclimatando. Tuvimos suerte porque todavía había poca gente y pudimos disfrutar de las vistas y hacer fotos con poca gente.

Aunque la visita es para la montaña de colores, no te puedes perder las vistas del Glaciar que aparece a tu espalada, son casi casi más espectaculares.

La bajada la hicimos despacio, disfrutando del entorno. Después parada técnica de nuevo en el pueblo de Hanchipacha para comer (todo comida típica peruana, que estaba buenísima) y a las 14, 30 salíamos hacia Cuzco. Camino de vuelta igual que el de ida, esta vez se comienza con el camino de tierra con precipicio y después carretera hasta Cuzco. A las 17,30 llegábamos a nuestro destino.

¿Merece la pena la experiencia?

Si es verdad que la Montaña Arco Iris ha tenido mucha publicidad recientemente. Las redes sociales ( en especial Instagram) la han difundido bastante. Es verdad que dichas aplicaciones y el uso de filtros en las fotos hace que sea algo diferente cuando la ves en realidad. Los colores son más suaves de lo que esperas pero…no decepciona. La experiencia, el entorno y la montaña son increíbles, por lo que te lo recomiendo 100%!!!!

Recomendaciones:

–          Calzado de trekking y vestimenta adecuada. Hace frío, no dejas de estar a 5.000 metros.

–          Agua y crema solar.

–          No olvides tomar un MATE de COCA o llevar hojas de coca para mascar por el camino si no estás acostumbrado a esas alturas.

–          Asciende despacio, no dudes en parar de vez en cuando para aclimatarte.

–          Si no estás en forma, coge un caballo y disfruta de la experiencia…no hace falta sufrir ni ponerte en peligro.

El día siguiente lo dedicamos a visitar Cuzco….próximamente en el blog!!!

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies